Apenas se había reiniciado la actividad automovilística en la isla de Tenerife y a ella han vuelto las suspensiones por culpa de la segunda oleada de la pandemia. La situación sanitaria del archipiélago canario obligó a los organizadores de una de las rampas con más historia a nivel nacional a aplazarla al próximo año.

Pocos rincones del planeta se salvan. La pandemia del COVID-19 y el constante aumento de casos han motivado incontables suspensiones de eventos internacionales, nacionales y regionales, entrando en esa lista negra la XLVII Subida al Mirador de Güímar, prevista para el día 19 de septiembre.

Aunque a la isla de Tenerife no afecten las estrictas medidas que estableció el Gobierno de Canarias al situarse por debajo del ratio del centenar de contagiados por cada cien mil habitantes, la Escudería Valle de Güímar consideró inoportuno seguir adelante con la celebración de su prueba, aplazándose la misma a la próxima temporada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .