Sexta victoria del curso para el piloto británico en una accidentada carrera en el circuito de Mugello que contó con dos banderas rojas y tres arrancadas desde la parrilla. Lewis Hamilton refuerza su liderato en el Mundial sobre su compañero Valtteri Bottas tras imponerse en un fin de semana en el que el finlandés parecía dispuesto a anotarse el triunfo y revivir sus opciones al entorchado. Entre el caos, Alexander Albon logró su ansiado primer podio en el Gran Circo.

En la salida, Valtteri Bottas superó sin contemplaciones a su compañero de equipo y se posicionó al frente del pelotón al mismo tiempo que Charles Leclerc ascendía al tercer lugar con su Ferrari. Sin embargo, en la curva 2 se formó una melé que requeriría de la aparición del Safety Car. Carlos Sainz trompeó como consecuencia de un ligero toque con Lance Stroll, percance minúsculo en comparación con el que retiró a Max Vertsappen y Pierre Gasly. El galo de AlphaTauri se encontraba entremedias del Alfa Romeo de Kimi Räikkönen y el Haas de Romain Grosjean en un espacio que se estrechó hasta que los tres bólidos contactaron, llevándose el finlandés por delante a un Verstappen que partía tercero pero serios problemas de potencia nada más arrancar le condenaron. Por otro lado, el alerón de Sebastian Vettel quedó maltrecho en su intento por esquivar el coche de Sainz.

El coche de seguridad se marcharía al término en la vuelta 6. No obstante, un grave error por parte de la torre de control a la hora de apagar las luces del mismo motivó un accidente múltiple en la relanzada del que afortunadamente no hubo que reseñar daños físicos. En plena recta principal, el grupo de detrás aceleró, pero el líder todavía no había regresado a velocidad de competición, creándose así un caos que se cobró como víctimas a Kevin Magnussen, Nicholas Latifi, Antonio Giovinazzi y Carlos Sainz, procediéndose segundos más tarde a ondear la bandera roja.

Ya con la pista limpia, los trece pilotos restantes (Esteban Ocon abandonó por avería detectada en el parón) se dirigieron de nuevo a la parrilla para la reanudación, equipando los dos Mercedes neumáticos medios. Hamilton aprovechó el rebufo de Bottas y apuró la frenada de ‘San Donato’ al máximo para recuperar el primer puesto, objetivo que consiguió con creces. A espaldas de unos Mercedes inalcanzables, Leclerc descendería plazas en la clasificación incesantemente, siendo el monegasco rebasado por Stroll, Daniel Ricciardo, Alexander Albon y Sergio Pérez antes de parar en boxes a montar el compuesto duro. De perdidos al río.

La emoción en estos compases de la novena ronda del certamen se centraba en la lucha por el podio entre Stroll y Ricciardo. El de Renault acortó diferencias con su predecesor hasta situarse en zona de DRS, pero prefirió realizarle un ‘undercut’ que gozó de máxima efectividad, mismo movimiento estratégico con el que Pérez regresó al lugar que le había arrebatado Lando Norris en la pista. El británico de McLaren, además, fue sobrepasado por Leclerc al encontrarse tráfico en el pit-lane.

Los Mercedes continuaban en su liga al frente, adelantando sus respectivas paradas por vibraciones en las ruedas de Bottas, circunstancia meramente anecdótica. A la batalla por acompañar a los W11 en el cuadro de honor entre Ricciardo y Stroll se sumaba Alexander Albon. Este trío se rompió cuando repentinamente el de Racing Point sufría un fallo mecánico en la parte posterior de su monoplaza e impactaba lateralmente contra las barreras a más de 200 km/h, accidente que forzó una nueva bandera roja para reordenar las protecciones en la vuelta 45.

Con trece giros más por disputar en la Toscana italiana, todos se decantaron por las gomas blandas en el sprint final, partiéndose por tercera vez estáticamente desde la parrilla. La oportunidad de Bottas de vengarse del #44 y reducir la distancia que le separa del líder del Mundial mediado el campeonato quedó en nada, adelantando incluso Ricciardo al nórdico. La superioridad del Mercedes hizo que la estancia del australiano en P2 culminara en la siguiente vuelta, pero la frustración de Bottas era evidente, que contemplaba como Hamilton cruzaba bajo la bandera a cuadros con el máximo botín de veintiséis puntos.

Ricciardo y Albon seguían enzarzados a espaldas de la dupla de Toto Wolff, pero el ritmo del Red Bull descargado de gasolina otorgó al anglo-tailandés su esperado primer podio en el Gran Circo. Sergio Pérez aguantó delante de Norris y se adjudicó el quinto puesto. Daniil Kvyat concluyó séptimo, antecediendo a Leclerc, Räikkönen (penalizado con 5″ por un incidente a la entrada del box) y Vettel. Desastroso aniversario de Ferrari en el circuito de su propiedad. La falta de ritmo durante los domingos se ha convertido en una constante para la Scuderia en este año nefasto en resultados.

George Russell terminó a las puertas de un top diez en el que figuró hasta la última resalida. Romain Grosjean cerró la clasificación con un Haas sumamente dañado tras el lance de la curva 2 con el que completar la carrera se podría definir como un logro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .