El piloto británico continúa alcanzando los números del, a día de hoy, piloto más laureado en la historia del Mundial de Fórmula 1. Con la victoria obtenida en el regreso del circuito de Nürburgring al calendario, Lewis Hamilton ha igualado la cifra de 91 triunfos que poseía Michael Schumacher en lo más alto del ranking. Además, el #44 abre una brecha de sesenta y nueve puntos sobre Valtteri Bottas en la tabla de pilotos, una renta de casi tres carreras. Renault volvió a pisar el podio de un Gran Premio gracias al tercer puesto de Daniel Ricciardo.

Una leyenda viva. Lewis Hamilton se anotó su triunfo nº91 en el Gran Circo y iguala la marca histórica de Michael Schumacher. Unos números que, si retrocedemos algunas temporadas en el tiempo, parecían encontrarse en una galaxia inalcanzable, pero la decisión del británico de unirse al proyecto de Mercedes allá por 2013 le ha situado a la misma altura del piloto más laureado en los setenta años de vida de la Fórmula 1.

La undécima ronda del certamen comenzó con un paralelo entre Valtteri Bottas y el propio Hamilton en la curva 1, sorprendiendo el finlandés al aguantar el liderato por el exterior de dicho giro. No obstante, la alegría duraría escasos minutos para el #77, que vueltas más tarde se marcaba un doloroso plano en el neumático delantero izquierdo que aprovechaba su compañero de equipo para situarse al frente de la clasificación.

Ese percance condenó el domingo de un Bottas que sería también superado por el Red Bull de Max Verstappen, que rodó a un ritmo parejo al de los temibles W11. Desquitándose de la goma herida adelantando su paso por el pit-lane, el vencedor del GP de Rusia centró sus miras en volver a las posiciones de podio, hasta que problemas de potencia en su monoplaza le abocaron al abandono y a despedirse de sus pequeñas opciones al título.

Esta retirada abrió la ventana de posibilidades a los equipos de la clase media de figurar en el cuadro de honor toda vez que el Red Bull de un impreciso Alexander Albon se unía al listado de bajas. Charles Leclerc poco pudo hacer por defenderse con su Ferrari de los Renault y Racing Point que le perseguían, decidiendo desde el muro llamarlo a boxes concluida la décima vuelta.

Así, Daniel Ricciardo recogía el testigo y se dirigía a su tan ansiado estreno con el podio junto a Renault. El australiano, otro de los que paró en los compases iniciales, fue salvado por la aparición del Safety Car en la vuelta 45, disponiendo así de una oportunidad única para cambiar de compuesto, misma situación que el resto de la parrilla. La aparición del coche de seguridad la provocó la avería de motor del McLaren de Lando Norris, que acarreaba problemas de potencia.

En la cabeza, la diferencia entre Hamilton y Verstappen se reducía por completo, aunque en la reanudación el holandés reaccionó tarde al tirón del británico y con sus Pirelli a baja temperatura, llegando incluso a incordiarle a su espalda Ricciardo. Pero las aguas volvieron a su curso y tanto el de Mercedes como el de Red Bull se alejaron del grupo medio, logrando el primero el triunfo y el segundo el punto extra de la vuelta rápida.

Ricciardo tuvo que defenderse del Racing Point de Pérez, que contó en ocasiones con la ayuda del DRS. El #3 aguantó y endosó ese segundo vital al mexicano, cruzando bajo la bandera a cuadros con la medalla de bronce en su mano y ganando la apuesta del tatuaje con Cyril Abiteboul. En el quinto lugar concluyó el español Carlos Sainz con el único McLaren superviviente, mientras Pierre Gasly, con estrategia invertida, elevó al AlphaTauri al sexto puesto.

Séptimo finalizó Leclerc, precediendo a un excelente Nico Hulkenberg que remontó de P20 a P8 en su inesperado y precipitado regreso al certamen en sustitución de Lance Stroll en la formación de Otmar Szafnauer. La zona de puntos la completaron el Haas de Romain Grosjean y el Alfa Romeo de Antonio Giovinazzi.

Sebastian Vettel (Ferrari), autor de un trompo en la frenada de la curva 1 mientras trataba de escalar en la tabla, término undécimo, con Kimi Räikkönen y el frontal dañado de su Alfa Romeo atacando incesantemente desde atrás. El #7, en su participación nº323, antecedió a Kevin Magnussen (Haas), Nicholas Latifi (Williams) y Daniil Kvyat (AlphaTauri), no sin antes cumplir una sanción de 10” por tocar al Williams de George Russell, que acabaría siendo recogido por la grúa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .