Los esfuerzos de Hyundai Motorsport en los prolegómenos del Rally Ártico de Finlandia han surtido el efecto que buscaban. Tras un Monte-Carlo desastroso para la firma coreana, Andrea Adamo cambió la forma en la que su equipo preparaba los eventos y, fruto de esa decisión, ha conseguido la primera victoria del año junto a Tänak-Järveoja, protagonistas de un auténtico recital en las pistas nórdicas. La lucha por la segunda plaza se saldó a favor de Rovanperä-Halttunen y su Toyota Yaris WRC, pareja que, gracias a su scratch en la ‘Power Stage’, se sitúa al frente de la clasificación del certamen.

Una corona como la de fabricantes resulta imposible de revalidar con actuaciones similares a la de Hyundai en el pasado Rally de Monte-Carlo. Plenamente consciente de ello, el italiano Andrea Adamo modificó sin planteárselo dos veces el procedimiento de su equipo antes de sus siguientes compromisos en el campeonato. Con unas amplias jornadas de pruebas con las cinco parejas que compitieron este fin de semana a bordo de los Hyundai i20 Coupé WRC desplazados al círculo polar ártico, la firma surcoreana ha logrado revertir la situación reduciendo parte de la diferencia que les separaba de Toyota.

Con un rendimiento global superior al de sus directos rivales, Hyundai se aseguró la primera victoria del curso con unos intratables Ott Tänak-Martin Järveoja. En una demostración de poderío absoluto, los estonios marcaron el ritmo a seguir desde el mismísimo ‘Shakedown’. Posteriormente, realizaron una excepcional etapa de apertura en la que se construyeron una ventaja superior a la veintena de segundos. Sin embargo, los Campeones del Mundo de 2019 nunca bajaron la guardia y ampliaron su renta durante el sábado, tomándose así las dos cronometradas dominicales como un mero trámite superado con nota y unos importantísimos 27 puntos que les devuelven a la batalla por el título.

Por detrás, Kalle Rovanperä-Jonne Halttunen y Thierry Neuville-Martijn Wydaeghe continuaron enfrascados en una intensa pugna que no se decidió hasta el milímetro final de competición. Los finlandeses de Toyota amanecieron con un ínfimo colchón de 1.8” frente a los belgas de Hyundai, circunstancia que no les permitía otra opción que la de desafiar los límites de las ultrarrápidas pistas nórdicas. La igualdad entre ambas tripulaciones se confirmó con los registros que establecieron en la primera pasada por ‘Aittajärvi’, que tan solo difirieron en 0.1”. Dos horas más tarde, se repetía ese tramo como ‘Power Stage’, en la que Rovanperä-Halttunen, además de los cinco puntos de bonificación, lograban encaramarse al liderato del certamen al optimizar el tropiezo de Sébastien Ogier-Julien Ingrassia (Toyota Yaris WRC).

Con la misma sensación agridulce que sus compañeros de escuadra concluyeron el evento con base en la ciudad de Rovaniemi los irlandeses Craig Breen-Paul Nagle, que en el TC-9 cedían aun más terreno ante sus predecesores, lo que les hacía perder cualquier mínima ilusión a figurar en el cuadro de honor en su regreso al habitáculo del tercer Hyundai i20 Coupé WRC alineado por Adamo. No obstante, en la ‘Power Stage’ se hicieron con unos valiosos 4 puntos con los que contribuyeron a acortar distancias con Toyota en el apartado de marcas.

En una ronda tremendamente exigente para aquellos encargados de abrir carretera, los británicos Elfyn Evans-Scott Martin (Toyota Yaris WRC) terminaron en un quinto lugar al que estaban destinados desde los compases iniciales de su primera visita a los bosques situados en la región de Laponia. A sus espaldas, Oliver Solberg-Sebastian Marshall descendieron al séptimo puesto tras cometer un trompo en su debut con el Hyundai i20 Coupé WRC, heredando así el sexto lugar el Toyota Yaris WRC dirigido por Takamoto Katsuta-Daniel Barritt por un margen de apenas 1.2”. Los Ford Fiesta WRC de Teemu Suninen-Mikko Markkula y Gus Greensmith-Elliott Edmondson cerraron el top 9 en ese orden.

En WRC2, sensacional retorno de Esapekka Lappi-Janne Ferm, que al volante de un Volkswagen Polo GTI Rally2 rodaron a un ritmo inalcanzable desde que arrancaron los motores del artefacto alemán en la mañana del viernes. La medalla de plata recayó en las manos de Andreas Mikkelsen-Ola Floene (Škoda Fabia Evo Rally2), completando Nikolay Gryazin-Konstantin Alexandrov (Volkswagen Polo GTI Rally2) el cuadro de honor de la segunda división.

En WRC3, los locales Teemu Asunmaa-Markko Salminen (Škoda Fabia Evo Rally2) estrenaron su palmarés después de resistir exitosamente a los incesantes ataques de los estonios Egon Kaur-Silver Simm (Volkswagen Polo GTI Rally2). El último escalón del podio lo ocuparon Mikko Heikkilä-Topi Luhtinen (Škoda Fabia Evo Rally2) al superar a sus compatriotas Eerik Pietarinen-Antti Linnaketo (Škoda Fabia Rally2).

Foto: HMSG Press

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .