La cuadragésimo quinta edición del Rallye Ciudad de Telde se desarrolló bajo un guion completamente imprevisible. Tres de las ocho especiales programadas fueron canceladas por diversos motivos, reduciéndose así considerablemente el kilometraje cronometrado de la segunda ronda del Campeonato Provincial de Las Palmas de Rallyes sobre Asfalto. Exprimiendo al máximo sus posibilidades en los tramos disputados, Antonio Ponce-Daniel Sosa repitieron victoria y consolidan su posición en lo más alto del certamen ante la saga Armas, acompañada en el podio por Emma Falcón-Aitor Cambeiro.

El Campeonato Provincial de Las Palmas de Rallyes sobre Asfalto disputó este fin de semana su segunda cita puntuable, un 45º Rallye Ciudad de Telde que se convertiría en una de las pruebas con menos tramos cronometrados en la historia del certamen promovido por la Federación de Las Palmas de Automovilismo. La primera pasada por ‘Los Moriscos-Cruz de Jerez’ se suspendió debido a la mala ubicación de una chicane, mientras las dos programadas en el sentido opuesto tampoco pudieron llevarse a cabo por el retraso acumulado y el incivismo de los aficionados congregados en el cruce de Los Moriscos.

Así, la actividad se centró en ‘Valsequillo-La Breña’ y ‘Valsequillo-Los Picos’, acompañadas en el segundo bucle por el mencionado ‘Los Moriscos-Cruz de Jerez’. Por enésima ocasión, Antonio Ponce-Daniel Sosa e Iván Armas-Iván Armas se disputaron una victoria que definirían los errores. El itinerario obligaba a los del Hyundai i20 R5 a maximizar la tracción integral y la habilidad del vehículo surcoreano en las estrecheces de Casas Blancas, una zona que durante la tarde dinamitó las opciones al triunfo de la dupla del Porsche 997 GT3 Cup Rallye 2010.

Iván Armas-Iván Armas, con problemas para controlar la zaga del Porsche 997 GT3 Cup Rallye 2010, aseguraron el segundo podio consecutivo del curso.

Aunque en el bucle inicial los de Marzagán únicamente cedían 2.7” con sus directos rivales, en el siguiente cometían un trompo y perdían nada menos que 16.5”. La diferencia se antojaba insalvable, pero en el TC-4 los que fallaron fueron Ponce-Sosa, que milagrosamente salvaron un accidente en una zona rápida. No obstante, ese percance, en el que también trompearon y calaron el motor de su montura, les hizo regresar a la asistencia intermedia con un déficit de 3.5” ante los nuevos líderes, Armas-Armas.

Sin embargo, el mayor temor de Iván Armas Sr. se encontraba en las suciedades de Casas Blancas. El comportamiento nervioso de la zaga del Porsche no contribuyó a que la confianza del pluricampeón de montaña le permitiese buscar los límites de un agarre que le volvió a traicionar, en esta ocasión con un semitrompo, la sentencia a sus aspiraciones. A partir de ese punto, el grupo de cabeza se dedicó a gestionar y asegurar su presencia en los dos escalones más altos de un podio comandado por Ponce-Sosa.

Un inicio de carrera frío relegó a Emma Falcón-Aitor Cambeiro a la batalla por el tercer puesto, una pugna de la que resultarían vencedores.

Por la tercera posición se desarrolló otra titánica batalla. La majorera Emma Falcón, copilotada por Aitor Cambeiro en el Citroën C3 R5, amanecía sin ritmo y se topaba con una competencia que no le otorgaría un mínimo respiro a lo largo de la jornada. Julio Martínez-Pedro Viera tomaron la iniciativa, pero el zigzag artificial incorrectamente situado se cobró a los del Porsche 996 GT3 como víctimas, heredando provisionalmente el bronce Ayoze Benítez-Patricia González. Los del Mitsubishi Lancer Evolution VII, que rompieron un palier en el cancelado TC-2, se enzarzaron con el Mitsubishi Lancer Evolution IX de Juan Carlos de la Cruz-Rogelio hasta que la mecánica de estos se resentía con problemas de turbo.

A medida que el sol ganaba fuerza, Falcón-Cambeiro se recomponían y se deshacían de los artefactos de la firma de los tres diamantes, aunque la escasa distancia que les separaba de Benítez-González desbarataría cualquier planteamiento basado en la calma. El dueto grancanario, sancionado con 5” por tocar la chicane del TC-4, no se daría por vencido ante la superioridad de sus oponentes, exhibiendo un pilotaje de libro que resultaría insuficiente para recuperar esos valiosos segundos extra que les aplicó la penalización, máxime cuando arribaron a la meta final a 3.7” de los de Fuertwagen Motorsport. Por detrás, de la Cruz-Peñate se consolarían con una agridulce P5 que les aporta importantes puntos en el Provincial.

El espíritu guerrero de Ayoze Benítez-Patricia González no recibió la recompensa del podio por apenas 3.7”.

En la categoría 3, abrumador dominio de Alberto Monzón-Aday Suárez, gratamente sorprendidos con sus registros sobre el Renault Clio Cup R N2. La única mancha en el expediente de los satauteños ocurrió en el complejo cruce de Lomo Magullo, en el que fue necesario el empleo de la marcha atrás. De resto, impecable sexta posición absoluta. Justo a espaldas de los del rombo finalizaron los locales Juan Betancor-Juan Carlos Díaz, superlativos con el Toyota Corolla Twin Cam. Sus vecinos teldenses Ariel Quintana-David Álvarez trataron de superarles con un Ford Fiesta N5, pero una avería en el TC-7 frustraba su concurso.

El octavo lugar recayó en manos de Juan Francisco Santana-Rubén Rodríguez, que ya olvidaron por completo el percance del ‘Villa de Santa Brígida’. Reparada la parte trasera del BMW 325i, optimizaron sus aptitudes y precedieron a los versados Miguel Ángel Quintino-Carlos García, que se marcaban exclusivamente el objetivo de disfrutar de su BMW M3. El top diez lo cerraron Acorán Navarro-Omar Godinho (Toyota Yaris T-Sport) tras el abandono de Noé Armas-Efraín González (Renault Clio RS R3T).

Juan Francisco Santana-Rubén Rodríguez se recompusieron de su salida de carretera en el ‘Villa de Santa Brígida’ con una excepcional octava plaza de la general, aliñada con la victoria en la BMW Power.

Precisamente Navarro-Godinho imperaron en el Trofeo Toyota Enma 2RM. En unas carreteras que conocen con los ojos vendados, se construyeron un confortable colchón de 54.2” sobre Gregorio González-Gabriel Rivero. Los veteranos Octavio Verona-Gabriel Rivero volvieron a figurar en el tercer peldaño del cajón.

En la Copa Nissan Micra, Borja Falcón-Ibán Santana se cobraron exitosamente la revancha frente a sus compañeros de equipo Heriberto Godoy-Víctor García. Los defensores del título de la monomarca sufrieron la rotura de un palier y concluyeron en una lejana P6. En la carpa de al lado, se sobreponían a una pérdida de potencia y se anotaban el preciado oro. Daniel Cortés-Gabriel Aboumedelej y José María Santana-Gabriel Espino terminaban segundos y terceros, respectivamente.

Ni las mascarillas consiguieron disimular la sonrisa de Borja Falcón-Ibán Santana, vencedores de la Copa Nissan Micra.

En el Trofeo Opel N3, la experiencia de Aythami Afonso-Álvaro Rosario se tornó en un valor fundamental para hacerse con la victoria. Mientras, el segundo puesto se vendió a un precio extremadamente elevado entre Jesús Rodríguez-Marcos González y Alejandro Martín-Ruymán Reyes, que acabaron en ese orden.

En la novedosa Copa Clio Cardones Prodrive, Yeray Pérez-Patricia Guillén mandaron de principio a fin en un evento de pura supervivencia. En la Copa <1.6 Pastelería La Madera se hicieron con los honores Betancor-Díaz, al igual que Santana-Rodríguez en la BMW Power.

Fotos: Óscar Quintana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .