El Rally de Croacia nos entregó un final no apto para cardíacos. Tres equipos afrontaban la etapa decisiva con opciones al triunfo, encabezados por Sébastien Ogier-Julien Ingrassia. Sin embargo, la jornada comenzaba con un accidente de tráfico que a punto estuvo de finiquitar la participación de los franceses en la tercera ronda del Mundial. Con su Toyota Yaris WRC luciendo aparatosos daños en el lado derecho, los vigentes campeones lucharon en todo momento y regresaron a la primera plaza de la tabla en una trepidante Power Stage en la que la precisión decantó la balanza del lado del #1.

La última etapa del Rally de Croacia, tercera cita del Campeonato del Mundo, prometía emociones fuertes, pero nadie se podía imaginar un final tan igualado como este. Las tres duplas que han marcado diferencias a lo largo del fin de semana partían al frente del pelotón y enfrascadas en apenas 10”. El domingo al que se enfrentarían se reservaba platos importantes del menú, como dos pasadas a la especial más larga del itinerario y la Power Stage.

Sin embargo, el primer golpe de la jornada lo recibían Sébastien Ogier-Julien Ingrassia, y precisamente no fue asestado por ninguno de sus rivales en la batalla por el triunfo. En el enlace hacia el TC-16, los galos sufrieron un percance en forma de accidente que dañó considerablemente la parte derecha del Toyota Yaris WRC, tanto que el copiloto heptacampeón se vio obligado a emplear gafas de esquí debido a que resultaba imposible cerrar su puerta por completo. Desconcentrados por el percance, sus compañeros Elfyn Evans-Scott Martin les desbancaban de lo más alto de la tabla en el antepenúltimo tramo. Además, Thierry Neuville-Martijn Wydaghe acortaban distancias peligrosamente con su Hyundai i20 Coupé WRC.

Pero los defensores de la corona no darían su brazo a torcer. Resetearon su mente, dejaron a un lado el incidente que casi arruina su participación y se dedicaron a dirigir la montura nipona sobre raíles y a una velocidad vertiginosa. En la cronometrada anterior a la trascendental Power Stage, cedieron unas décimas más ante sus contrincantes, aunque su respuesta en el momento decisivo cambiaría las tornas a su favor. Los belgas Neuville-Wydaeghe, a 8.0” de los líderes provisionales, arriesgaban al máximo y se pasaban de frenada en un cruce, contentándose con la tercera plaza. Luego, Ogier-Ingrassia desplegaron todo su talento y, tras una imprecisión en la última curva de Evans-Martin, se hacían con la victoria por el escaso margen de 0.6”, escalando también al frente de la tabla de puntos.

En una solitaria cuarta plaza concluyeron unos frustrados Ott Tänak-Martin Järveoja. Los tripulantes del Hyundai i20 Coupé WRC #8 nunca se encontraron cómodos con el asfalto croata, perdiendo más de un minuto con el grupo de cabeza. El top 5 lo completaron los sorprendentes Adrien Fourmaux-Renaud Jamoul, sin amedrentarse en su debut a los mandos del Ford Fiesta WRC. Por un instante, una leve salida amenazó a su brillante actuación, pero la presencia de aficionados les permitió reingresar en la carretera sin perder esa P5 que aspiraron a heredar Takamoto Katsuta-Daniel Barritt (Toyota Yaris WRC), a la postre sextos. El apartado WRC lo cerraron Gus Greensmith-Elliot Edmondson, con problemas hidráulicos y de frenos en su Fiesta WRC, y Craig Breen-Paul Nagle, segundos en la Power Stage con el tercer Hyundai i20 Coupé WRC oficial.

En WRC2, exitoso retorno de los noruegos Mads Ostberg-Torstein Eriksen con el evolucionado Citroën C3 Rally2. Tomando la batuta de mando en la etapa del viernes, los de la firma del doble chevrón se consolidaron en la cima de la clasificación, pero con el miedo de que el problema de frenos que padecieron hoy les quitase de las manos ese primer puesto. La fortuna les acompañaba y la renta de la que disponían fue suficiente para contener a Teemu Suninen-Mikko Markkula (Ford Fiesta MKII Rally2).

Por lo que respecta a WRC3, Kajetan Kajetanowicz-Maciej Szczepaniak abren su campaña con un triunfo a bordo de uno de los Škoda Fabia Evo Rally2 gestionados por la formación cántabra RaceSeven. Mientras, en Junior WRC se impusieron Jon Armstrong-Phil Hall (Ford Fiesta Rally4).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .