Exitoso regreso a la competición de Julián Falcón. El piloto aruquense, copilotado por Jacob Páez en el habitáculo de su Porsche 997 GT3 Cup, impuso su ley en las seis especiales que compusieron el itinerario del novedoso RallySprint Ciudad de Arucas. Aunque su ventaja sobre el siguiente clasificado superó la barrera del minuto, el delicado estado del firme durante la mañana ocasionó más que un susto a los indiscutibles vencedores. Pescando en río revuelto, unos excelentes Juan José León-Taydía Santana y Yeray Pérez-Gabriel Rivero completaron el podio de una exigente prueba.

La Escudería Fan Motor organizó su rallysprint anual en un emplazamiento diferente al habitual. De los montes de Artenara se desplazaron hacia la Ciudad de Arucas y al municipio en el que se encuentra la sede de la entidad presidida por Javier Morales. El recorrido escogido destacaba por su rapidez, pero los kilómetros de Lomo Jurgón, caracterizados por la estrechez y suciedad, los marcaron en rojo los participantes en sus anotaciones.

Sin embargo, el descenso de Santidad fue el que más estragos ocasionó durante la mañana. Las precipitaciones nocturnas humedecieron el trazado en esa parte y los equipos debían andar con tiento para evitar imprevistos. Los que mejor juzgaron las condiciones fueron Julián Falcón-Jacob Páez, que se recomponían con inmediatez de un semitrompo para instalarse, y también perpetuarse, en lo más alto de la clasificación. La inactividad no pasó factura al piloto local, que se dedicó a arrasar una manga tras otra hasta que en la última optó por asegurar la victoria con el Porsche 997 GT3 Cup, un resultando amenazado por un toque con una valla en el que la fortuna acompañó a los de Palmita Sport.

Juan José León-Taydía Santana finalizaron en la segunda posición, su mejor resultado hasta la fecha.

Además, sus principales rivales se descartaban de la batalla a las primeras de cambio. Atosigados por las inclemencias de la mecánica, el esfuerzo de Ayoze Benítez-Patricia González por acudir al RallySprint Ciudad de Arucas se saldó con un abandono mediada la jornada de competición. El Mitsubishi Lancer Evolution VII y sus constantes rateos de motor les abocaron a tomar esa decisión, evitando así males mayores. El mismo camino siguieron Noé Armas-Efraín-González con el Renault Clio RS R3T, montura que padecía de nuevo problemas de dirección. La lista de retirados congregó a nada menos que a otra docena de duplas, a las que hubo que sumar diez bajas en las verificaciones previas.

Intratables desde que se ajustaron el casco antes de arrancar a la especial de apertura, Juan José León-Taydía Santana se hicieron con la segunda plaza de la general, figurando por vez primera en el cuadro de honor de un evento automovilístico con el Renault Megane Coupé. Desbordando emoción en el control stop final, se desquitan de la negativa racha que les perseguía. El podio lo completó otra pareja brillante en las complejidades del norte grancanario. Imprimiendo un ritmo considerable, Yeray Pérez-Gabriel Rivero (Renault Clio Williams) aliñaron su triunfo en la Copa Clio Cardones Prodrive con un magnífico tercer lugar.

Una conducción tan agresiva como efectiva otorgó el tercer lugar a Yeray Pérez-Gabriel Rivero.

A esa medalla de bronce opositaron Juan Betancor-Juan Carlos Díaz, pero un trompo en el TC-4 y el posterior atascamiento del Toyota Corolla Twin Cam en la cuneta desbarataron cualquier posibilidad. Ese contratiempo les obligó a contentarse con el quinto puesto, justo por detrás de Airam Rodríguez-José María Pérez. Los tripulantes del Opel Corsa GSI #23, que partían con la única idea de disfrutar de un sábado diferente, se toparon con un sensacional cuarto lugar y el oro en la Copa Faroga <1.6 Trofeo Pastelería La Madera, quebrantando de esta forma el pleno al que aspiraban Betancor-Díaz.

Sextos, cargando con una penalización de 5” y con un palier caprichoso, concluyeron Gilberto Rodríguez-Roberto Santana (Opel Adam S), precediendo a José Juan García-Gabriel Espino, dueto que arribaba a la meta del TC-1 sin frenos en el Citroën Saxo VTS. Edgar Cruz-Eduardo Martín (Renault Clio Williams), Jordan Fleitas-Ismael Fleitas (Opel Corsa GSI) y Daniel Hernández-José Sánchez (Toyota Starlet) cerraron el top diez de un evento de pura supervivencia en el que el espíritu de los más guerreros recibió la recompensa de regresar a casa con los coches de una pieza.

Fotos: Óscar Quintana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .