Dramática conclusión de la segunda etapa del Rallye de Portugal. Cuando lideraban cómodamente la cuarta prueba del calendario, Ott Tänak-Martin Järveoja sufrían la rotura de la suspensión trasera derecha en la penúltima especial. Aunque intentaron arribar a la meta de la misma con su Hyundai i20 Coupé WRC, los daños les impidieron continuar y les hacen perder unos valiosos 25 puntos. Sacando partido a la baja de la tripulación #8, los británicos Elfyn Evans-Scott Martin se sitúan al frente de la clasificación con el Toyota Yaris WRC. Les siguen los españoles Daniel Sordo-Borja Rozada.

Las tardes portuguesas y Hyundai, dos enemigos. La formación comandada por Andrea Adamo apuntaba al triplete en la etapa de ayer… hasta que Thierry Nueville-Martijn Wydaeghe golpeaban un talud y destrozaban la suspensión trasera derecha de su i20 Coupé WRC. Tras ese varapalo, los surcoreanos centraron sus esfuerzos en certificar la victoria con Ott Tänak-Martin Järveoja, dominadores de la jornada sabatina. Pero el desastre volvió a tocar en la puertas de Alzenau. Un percance similar al que sufrieron los belgas visitó a los estonios en ‘Amarante 2’, abocándoles al abandono a pesar de sus esfuerzos por alcanzar la pancarta de meta.

Así las cosas, los británicos Elfyn Evans-Scott Martin heredan la batuta de mando cuando restan cinco especiales por disputar. Los del Toyota Yaris WRC #33 protagonizaron un excepcional bucle vespertino con el que los españoles Daniel Sordo-Borja Rozada les perdieron de vista. Sin embargo, la dureza de la prueba lusa no permitirá a ninguno de los equipos supervivientes confiarse en las posiciones que actualmente ocupan, pero lo que, a priori, sí impedirán será un ataque de la tripulación #6 en las cronometradas de mañana, ya que los abandonos de sus compañeros de equipos les convierten en los únicos capaces de cargar de puntos importantes el saco de su marca en el apartado de fabricantes, aunque el bocado de 5.7″ propiciado por el cántabro en las calles de Oporto podría ayudarle a convencer a sus superiores.

Los líderes del certamen, Sébastien Ogier-Julien Ingrassia, realizaron una elección de neumáticos conservativa con la que preservar el compuesto blando para la ‘Power Stage’. En una sección de limitación de daños, los franceses se encontraron inmersos en una batalla a la décima con la dupla sensación del fin de semana: Takamoto Katsuta-Daniel Barritt. El piloto japonés avanza a pasos agigantados en velocidad y confianza a bordo del Toyota Yaris WRC, manteniendo un emocionante pulso con los vigentes campeones que alcanzó su clímax en el segundo paso por ‘Amarante’. Apenas 1.5″ le separan de su estreno en el podio de la categoría reina.

Abriendo pista después del nuevo abandono de Neuville-Wydaeghe, Adrien Fourmaux-Renaud Jamoul aprendieron valiosas lecciones en el habitáculo del Ford Fiesta WRC. Además, ruedan en una positiva quinta plaza al superar en la superespecial urbana de Oporto a sus vecinos en las carpas de M-Sport, los británicos Gus Greensmith-Chris Patterson, víctimas de un intermitente problema con el pedal del acelerador que les ha hecho perder varios minutos. Los finlandeses Kalle Rovanperä-Jonne Halttunen se retiraron al término de ‘Cabeceiras de Basto 2’ por avería mecánica.

En WRC2, un pinchazo de Teemu Suninen-Mikko Markkula (Ford Fiesta MKII Rally2) en el TC-14 permite respirar con sosiego a sus compatriotas Esapekka Lappi-Janne Ferm. Los del Volkswagen Polo GTI R5 han doblegado a sus rivales desde el comienzo y se dirigen al segundo oro de la campaña. Los noruegos Mads Ostberg-Torstein Eriksen (Citroën C3 Rally2) escalan a P3 tras el tiempo extra que conllevó a los mecánicos de Nikolay Gryazin-Konstantin Aleksandrov la reparación del turbo del Volkswagen Polo GTI R5 y una eterna parada de motor en el Hyundai NG i20 R5 de Oliver Solberg-Aaron Johnston.

En WRC3, los galos Yohan Rossel-Alexandre Noria recuperaron el liderato con el Citroën C3 Rally2. Su renta con Kajetan Kajetanowicz-Maciej Szczepaniak (Škoda Fabia Evo Rally2) no rebasa la barrera de los 3.0″, por lo que mañana tendrán que emplearse ambos a fondo. El podio provisional lo completan Chris Ingram-Ross Whittock (Skoda Fabia Evo Rally2).

Por lo que respecta a los Ford Fiesta Rally4 del Junior WRC, diferencias establecidas en la parte delantera, con los letones Martin Sesks-Renars Francis endosando más de tres minutos a los nórdicos Sami Pajari-Marko Salminen, que a su vez aventajan en seis a los estonios Robert Virves-Sander Pruul.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .