Impecable debut de Antonio Suárez Jr. al volante del Porsche 997 GT3 Cup Rallye 2010 que adquirió hace escasas semanas. El piloto lanzaroteño campó a sus anchas en la cuadragésimo segunda edición de la Subida de Haría, quebrantando las ilusiones de su rival desde la manga de entrenamientos. En un trazado que se prestaba a la virtudes del potente vehículo alemán, “Toñín” endosó 4.176″ al Porsche 996 GT3 del grancanario Julio Martínez, que se asegura una cuantía de puntos importante para el Campeonato de Canarias. El podio lo completó Adrián Betancor con su Renault Mégane Coupé.

Imperó la potencia en la 42ª Subida de Haría, prueba valedera para el Campeonato de Canarias de Montaña y para el Provincial de Las Palmas de la especialidad. Con las bajas anunciadas de Miguel Cabral (Mitsubishi Lancer Evolution X) e Iván Armas (Porsche 997 GT3 Cup Rallye 2010), el grupo de aspirantes a la victoria se reducía a dos equipos, aunque el a la postre vencedor comprimiría el mismo a la mínima expresión desde que arrancó el motor de su nueva montura.

El objetivo de Antonio Suárez Jr. con el Porsche 997 GT3 Cup Rallye 2010 proveniente de tierras tinerfeñas era el de ascender de categoría, tanto en el apartado de mecánica como en el de conducción, y ese ascenso se produjo en la rampa ubicada al norte de la isla de Lanzarote. “Toñín” y su monólogo comenzaron en la manga de entrenamientos con un registro inalcanzable para el menos evolucionado Porsche 996 GT3 de Julio Martínez. Pero si esa marca ya resultaba difícil de igualar, el piloto local la rebajaba en 3.3″ en la primera ascensión oficial para confirmar su cómodo triunfo.

Consciente de las diferencias entre su unidad y la de su contrincante, Martínez no cerró su mente a dar caza a su antecesor y se centró en su tarea primordial: asegurar puntos de cara al certamen regional una vez superado el ecuador del calendario. Y el grancanario cumplió su misión a la perfección, cubriendo así otra etapa en su camino hacia un entorchado que han logrado nombres como Luis Monzón, Enrique Cruz, Ricardo Avero y un largo etcétera.

Si las dos posiciones delanteras se definieron rápidamente, sucedió lo contrario con las siguientes, especialmente la tercera plaza. Comenzaron ocupándola Francisco Rosales y su Honda Civic Type R hasta que emergió la figura de Adrián Betancor y su Renault Mégane Coupé. El de la firma del rombo se imponía en las escaldas oficiales y garantizó su presencia en el cuadro de honor por 1.151″ sobre David Tenorio y su Opel Corsa GSI 16V. El anteriormente mencionado Rosales se conformaba con el quinto lugar a 1.114″ de su predecesor.

Alfredo Guerra, aclimatándose al Renault Mégane Coupé, finalizó sexto al endosar escasos 0.032″ a un sensacional Kevin Hernández, que a pesar de la inexperiencia situó su Seat Ibiza 1.8 20V T en P7. El top diez lo completaron Rubén Rivera (Renault Mégane Coupé), Pedro Luzardo (Renault 11 Turbo) y Martín Oreste Robayna (Renault 5 GT Turbo), en ese orden.

Foto: Óscar Quintana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .