La segunda etapa del Rally Safari de Kenia despejó las dudas sobre su nuevo formato en su regreso al Campeonato del Mundo, confirmándose que su esencia permanece intacta. De los once vehículos World Rally Car que arrancaron la jornada únicamente completaron el itinerario seis, con los belgas Thierry Neuville-Martijn Wydaeghe a la cabeza. Los del Hyundai i20 Coupé WRC tomaron riesgos en la sabana africana y, por el momento, la estrategia funciona, aunque en la especial final rozaron el desastre con un doble pinchazo. En la clasificación les siguen a 18.8″ Takamoto Katsuta-Daniel Barritt con su Toyota.

Resistencia, pura resistencia. El Rally Safari de Kenia no ha defraudado en su retorno a la élite de la especialidad. Las tres especiales a doble pasada recorridas en la jornada de hoy se convirtieron en un reto mayúsculo para mecánicas y equipos, cobrándose cinco bajas entre las tripulaciones de la categoría reina.

Librándose de figurar en ese apartado por la colaboración de una pequeña dosis de fortuna, los belgas Thierry Neuville-Martijn Wydaeghe, que disfrutaron de uno de esos días en los que la sintonía entre tripulación y vehículo es simplemente perfecta. Dominaron el bucle matinal con un Hyundai i20 Coupé WRC que brilló especialmente en los 32.68 kilómetros de la especial de ‘Kedong’, en la que se labraron gran parte de la ventaja con la que marchan al frente. Sin embargo, su actuación estuvo a punto de frustrarse en ‘Oserian 2’ con un doble pinchazo y problemas de motor, pero sus rivales también fallaron en esa misma cronometrada.

Los que más próximos rodaban a los líderes, Kalle Rovanperä-Jonne Halttunen, emplearon una estrategia inteligente al volante del Toyota Yaris WRC. No obstante, las profundos surcos que predominaron en las pistas de grava keniatas se opusieron a los avances de la dupla finlandesa, que enterró -literalmente- sus opciones a la victoria cuando la situación parecía tornarse en su favor. Los estonios Ott Tänak-Martin Järveoja ocupan una posición desde la que amenazaban a sus compañeros de equipo, pero el neumático delantero derecho de su Hyundai i20 Coupé WRC se destruía y les relega al tercer lugar de la general a 55.8″ del privilegiado primer puesto.

Entremedias de los pupilos de Andrea Adamo se sitúan Takamoto Katsuta-Daniel Barritt, que compartieron el scratch del TC-7 con los franceses Sébastien Ogier-Julien Ingrassia. Centrándose en no dañar su Toyota Yaris WRC, el piloto japonés y su acompañante británico continúan asombrando con la progresión efectuada en la presente campaña. A pesar de no exprimir al máximo las virtudes de su coche, solo 18.8″ les separan de Neuville-Wydaeghe.

Mientras, los mencionados Ogier-Ingrassia sufrieron en el bucle matinal con la rotura de la suspensión trasera izquierda en el TC-3, lastre con el cargaron en el tramo posterior y perdieron dos minutos. Expertos en pescar en río revuelto, los defensores del título han aprovechado los abandonos para remontar hasta la cuarta posición, precediendo a los Ford Fiesta WRC de Gus Greensmith-Elliot Edmondson y Adrien Fourmaux-Renaud Jamoul. Los de M-Sport evitan las trampas africanas y se mantienen a la expectativa de lo que acontezca en las dos etapas restantes.

Los británicos Elfyn Evans-Scott Martin se retiraron en los metros finales del TC-3 al cortar excesivamente en una curva a derechas que escondía una roca de importantes dimensiones en su interior, rompiéndose en el impacto la suspensión delantera derecha del Toyota Yaris WRC. Por lo que respecta a los españoles Daniel Sordo-Borja Rozada, otra roca se cruzó en su camino y se cobró como víctima un brazo de suspensión de su Hyundai i20 Coupé WRC.

En WRC2, los únicos participantes inscritos que se desplazaron, los checos Martin Prokop-Jurka Zdenek, volcaron su Ford Fiesta MKII Rally2 en el TC-6. El copiloto ha sido evacuado a Nairobi para realizarle unas pruebas en la espalda.

En lo que a WRC3 se refiere, el local Onkar Rai y su navegante escocés Drew Sturrock ruedan en cabeza con su Volkswagen Polo GTI R5, labrándose a base de triunfos parciales una renta de 1:53.3 con Karan Patel-Tauseef Khan (Ford Fiesta R5). Los polacos Daniel Chwist-Kamil Heller son terceros a los mandos del Ford Fiesta MKII Rally2, presionando a 31.4″ de sus predecesores.

Foto: HMSG Press

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .