La primera etapa real del Rally de Estonia se cobró una baja sumamente dolorosa para los aficionados locales en sus compases iniciales. Ott Tänak-Martin Järveoja sufrían tres pinchazos y la falta de neumáticos de repuesto les obligó a retirarse en el TC-4. Los de Hyundai habían arrebatado el liderato a Kalle Rovanperä-Jonne Halttunen, pero los finlandeses lo recuperaban de Craig Breen-Paul Nagle al anotarse seis de los ocho scratchs en disputa. Los de Toyota disponen de una renta de 8.5″ sobre la dupla irlandesa. El podio provisional lo completan Thierry Neuville-Martijn Wydaeghe.

Se pronosticaba para la séptima ronda del Campeonato del Mundo un duelo entre el Hyundai i20 Coupé WRC #8 y el Toyota Yaris WRC #69. La parte finlandesa cumplió su parte, al contrario que la estonia. Compitiendo en casa, las ilusiones de Ott Tänak-Martin Järveoja por revalidar el triunfo del pasado curso se rompieron en el TC-4 por un doble pinchazo. En la especial anterior habían perdido una de sus Pirelli por el mismo motivo, lo que hizo imposible que continuasen en carrera.

Sin embargo, otro integrante de la formación surcoreana les sucedió en la batalla contra Kalle Rovanperä-Jonne Halttunen. Sin acusar inactividad alguna con el artefacto producido en Alzenau, Craig Breen-Paul Nagle se sobrepusieron a problemas ajenos a su conducción y mantienen el tipo ante la pareja nórdica, de la que les separan 8.5″. A pesar de errar con los reglajes del bucle vespertino, Rovanperä-Halttunen tan solo concedieron un scratch a los irlandeses, completando una jornada sensacional y prometiendo que disponen de un considerable margen de mejora.

A 53.4″ de la cabeza, los belgas Thierry Neuville-Martijn Wydaeghe ocupan la tercera plaza con una renta de apenas 6.0″ sobre Sébastien Ogier-Julien Ingrassia. Los del Hyundai i20 Coupé WRC #11 también perdieron un tiempo precioso con un pinchazo tras una ligera excursión, aunque se recuperaron de este al superar a los líderes del certamen en la antepenúltima cronometrada de la jornada. Por parte de los franceses de Toyota, brillantes de nuevo en las labores de limpieza, conduciendo al máximo su Yaris WRC y evitando errores como los que lastran en la tabla a sus compañeros de equipo.

Elfyn Evans-Scott Martin registraron unas marcas similares a las de la tripulación #1, pero el TC-3 les complica en demasía el resto del fin de semana. El piloto británico se equivocó de dirección en un cruce y caló el motor del Toyota Yaris WRC #33 al reintegrarse al camino correcto. En su intento por minimizar daños, se pasaba de frenada en otra intersección, lo que sumó una losa que rondó los 15″ con sus predecesores. Dos minutos por detrás les persiguen Teemu Suninen-Mikko Markkula, que dirigen el único Ford Fiesta WRC superviviente, ya que Gus Greensmith-Chris Patterson abandonaban por problemas con el acelerador.

Lástima de un aterrizaje en el TC-4 que afectó a la espalda de Daniel Barritt, navegante del japonés Takamoto Katsuta. Marchaban en el tercer lugar de la general con su Toyota Yaris WRC, pero los médicos recomendaron al experimentado copiloto inglés reposo para recuperarse y eliminar el riesgo de lesiones de mayor envergadura.

Los galos Pierre Louis Loubet-Florian Haut Labourdette (Hyundai i20 Coupé WRC) marchan séptimos con el exclusivo objetivo de terminar y remontar la tendencia negativa que les acompaña en la presente temporada. Ruedan justo por delante de la revelación del Rally de Estonia, unos sensacionales Alexey Lukyanuk-Yaroslav Fedorov que lideran con mano de hierro en WRC3 y la absoluta de la división RC2 en su estreno a los mandos del Škoda Fabia Evo Rally2.

En WRC2, el duelo de noruegos se decanta momentáneamente en favor del Škoda Fabia Evo Rally2 de Andreas Mikkelsen-Ola Floene, con un colchón de 36.5″ con respecto a los rusos Nikolay Gryazin-Konstantin Aleksandrov (Volkswagen Polo GTI R5). Los infortunios se cebaron con Mads Ostberg-Torstein Eriksen, penalizados con 10″, un pinchazo y una rotura de suspensión. Este mix de inconvenientes les arrebataron la batuta de mando con el Citroën C3 Rally2, contentándose con ser terceros.

En WRC3, el dominio de Lukyanuk-Fedorov se ha prolongado desde el TC-2 hasta el TC-9, encadenando una victoria parcial tras otra. Acumulan una ventaja de 44.6″ con el Škoda Fabia Evo Rally2 de Emil Lindholm-Reeta Hämäläinen, a los que sigue el Volkswagen Polo GTI R5 de Egon Kaur-Silver Simm. Los españoles José María López-Borja Odriozola (Škoda Fabia Evo Rally2) se ubican en P5 defendiendo los colores del Rally Team Spain.

Reparto de puntos en el Junior WRC entre los Ford Fiesta Rally4 de Sami Pajari-Marko Salminen, con seis, y Jon Armstrong-Philip Hall, que suman dos. Los nórdicos comandan la tabla por 12.9″ sobre los británicos, figurando en P3 Martin Koci-Petr Tesínský.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .