Habían advertido a sus rivales al término de la etapa de ayer: “lo puedo hacer mejor que esto”, en alusión a la actuación que le situó al frente de la tabla tras el pinchazo de Ott Tänak-Martin Järveoja, y no gastaron demasiado tiempo para corroborarlo, arrancando la jornada sabatina con un scratch que fulminó a unos Craig Breen-Paul Nagle que ya marchan a 50.7″ de los sensacionales Kalle Rovanperä-Jonne Halttunen. Por su parte, los ídolos locales protagonizaron un recital a pesar de luchar por nada en estos momentos. Ya se lamentarán de sus excesos de fogosidad…

Cumplió con su palabra. Kalle Rovanperä, acompañado en el habitáculo del Toyota Yaris WRC por Jonne Halttunen, avisaron ayer que con unos retoques en los reglajes de la montura nipona incrementarían su velocidad en las vertiginosos tramos estonios. Acertando con esos cambios de configuración, la dupla finlandesa ha dominado a su antojo, separándoles seis especiales de su primera victoria absoluta en el Mundial de Rallyes, lo que les convertiría en los más jóvenes en conseguir tal hazaña.

Los irlandeses Craig Breen-Paul Nagle mantenían la ilusión de brindar un triunfo a Hyundai en su regreso a los mandos del i20 Coupé WRC, pero en los compases iniciales de la etapa de hoy la cruda realidad y el ritmo de sus predecesores les hicieron olvidarse del oro, aunque un golpe de fortuna evitó que se despidiesen incluso de la plata en la superespecial de ‘Tartu’, en la que se cruzaron con una piedra de considerable tamaño. Por suerte, el parque de asistencias se encontraba a escasos metros.

En la tercera plaza se consolidan Thierry Neuville-Martijn Wydaeghe, superiores con su Hyundai i20 Coupé WRC a los líderes del certamen, Sébastien Ogier-Julien Ingrassia. La formación surcoreana aprovechó la baja de Ott Tänak-Martin Järveoja para intercalarlos entre los franceses y los belgas en el orden de salida. Los estonios dieron un auténtico recital en sus carreteras, pero inútil a efectos de campeonato tras su desastroso viernes.

Por su parte, la tripulación #1 tampoco se empeñó en cazar a la pareja que actualmente cierra el cuadro de honor, ya que en la tabla de puntos los que les persiguen son sus compañeros de equipo Elfyn Evans-Scott Martin, a los que endosan 23.4″, desventaja muy difícilmente recuperable en unas pistas como las bálticas, máxime cuando los británicos carecen de los niveles de confianza que estas exigentes especiales requieren para registrar cronos amenazantes.

En un solitario sexto lugar, Teemu Suninen-Mikko Markkula salvaron un trompo y se sobrepusieron a problemas mecánicos con un Ford Fiesta WRC que en su último año de vida en la élite se está mostrando falto de fiabilidad. Los galos Pierre Louis Loubet-Florian Haut Labourdette (Hyundai i20 Coupé WRC) son séptimos, transcurriendo su fin de semana por la línea definida por sus superiores.

En WRC2, un trompo de Andreas Mikkelsen-Ola Floene comprimió la diferencia mediaba entre los noruegos y sus compatriotas Mads Ostberg-Torstein Eriksen a apenas 11.3″, pero un pinchazo en la cronometrada siguiente volvía a penalizar a los del Citroën C3 Rally e incrementaba la renta de los del Škoda Fabia Evo Rally2 a 25.9″. Ahora, los defensores del título se centrarán en contener a Marco Bulacia-Marcelo Ohannesian (Škoda Fabia Evo Rally2), que respiran en su cuello.

Uno, dos, tres… y así hasta dieciocho. Ese es el contador de scratchs de los rusos Alexey Lukyanuk-Yaroslav Federov en su debut con el Škoda Fabia Evo Rally2. Su imperial demostración les permite figurar octavos de la general y disponer de un colchón de 2:25.4 con Kajetan Kajetanowicz-Maciej Szczepaniak (Škoda Fabia Evo Rally2). Los españoles José María López-Borja Odriozola ruedan cuartos con su Škoda Fabia Evo Rally2, a 31.8″ de la P3 que ostentan Mikko Heikkila-Topi Luhtinen con otro Škoda.

En Junior WRC, Sami Pajari-Marko Salminen controlan la situación con su Ford Fiesta Rally4 mientras que a sus espaldas se incrementa la temperatura en la lucha por la segunda posición, en la que dormirán Martin Koci-Petr Tesínský. Los británicos Jon Armstrong-Philip Hall y los letones Martins Sesks-Renars Francis intentarán desbancarles.

Foto: Red Bull Content Pool

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .