El orgullo italiano se ha regenerado. El pasado curso no pudieron celebrar la victoria de los suyos en el Rally di Roma Capitale, pero en la presente edición de la ronda transalpina los locales han eclipsado por completo a los habituales del Campeonato de Europa. El bicampeón continental Giandomenico Basso, acompañado por Lorenzo Granai en el habitáculo de un Škoda Fabia Evo Rally2, hizo valer su experiencia para doblegar a Andrea Crugnola-Pietro Elia Ometto, que sufrieron un pinchazo en la segunda especial de la jornada que les relegó a la segunda plaza con el Hyundai i20 R5.

Corría la temporada 2006 cuando un transalpino llamado Giandomenico Basso se coronaba Campeón de Europa a los mandos de un Fiat Abarth Grande Punto S2000. Quince inviernos después, el de Montebelluna sigue compitiendo al más alto nivel, como así lo ha confirmado con su excelente actuación este fin de semana en las carreteras de su país. Con su compatriota Lorenzo Granai en el baquet derecho, sorteó los temibles pinchazos y dirigió su Škoda Fabia Evo Rally2 a la primera posición.

Andrea Crugnola-Pietro Elia Ometto deberán esperar un año más para cumplir su sueño de imponerse en un Rally di Roma Capitale que se les resiste. A pesar de siempre destacar por su velocidad, mínimos pero costosos errores les arrebatan el oro deseado. Si el año pasado fue una salida de carretera la que les impidió luchar por el triunfo, en este una piedra se cruzó en su camino y les provocó un llantazo en el neumático delantero derecho, perdiendo valiosos segundos.

Tras ese percance, sentían la presión de Alexey Lukyanuk-Alexey Arnautov, aunque no por demasiado tiempo, ya que los rusos, incómodos con el comportamiento del Citroën C3 Rally2, eran atrapados por la suciedad y dañaban la suspensión trasera de la montura gala al impactar con un olivo en una zona rápida. Así, surgió la oportunidad de completar el cajón de podio a los equipos que se disputaban la cuarta posición, entre ellos Norbert Herczig-Ramón Ferencz y Efrén Llarena-Sara Fernández.

Armados con sendas unidades Škoda Fabia Evo Rally2, húngaros y españoles libraron una batalla memorable que se prolongó hasta la última especial del itinerario, los 19.87 kilómetros de ‘Fiuggi-Guarcino’. Llarena-Fernández partían a la misma con una renta de 5.5″ sobre sus perseguidores. Sin embargo, la optima gestión de calzado de Herczig-Ferencz les valió un podio que despertó emociones, ya que lo llevaban persiguiendo desde el Rally de Chipre de 2018.

Se quedaron con la miel en los labios, pero la evolución de Llarena-Fernández en la categoría reina del certamen continental les permitirá alcanzar más pronto que tarde el codiciado cuadro de honor. A espaldas de los representantes del Rally Team Spain concluyeron Miko Marczyk-Szymon Gospodarczyk (Škoda Fabia Evo Rally2). Con el abandono de Lukyanuk-Arnautov, los polacos se sitúan a escasos puntos de un liderato que dejaron escapar los noruegos Andreas Mikkelsen-Ola Floene, octavos con un Škoda Fabia Evo Rally2 que no consiguieron exprimir de la misma forma que lo hacen en las pruebas de grava.

Los locales Fabio Andolfi-Stefano Savoia cedieron la quinta plaza en las postrimerías del evento romano al trompear su Škoda Fabia R5. No obstante, imperó la satisfacción con el resultado cosechado. Justo a sus espaldas concluyeron Simone Tempestini-Sergiu Itu (Škoda Fabia Evo Rally2), cerrando el top diez los mencionados Mikkelsen-Floene, Craig Breen-Paul Nagle (Hyundai i20 R5) y unos Erik Cais-Jindriska Záková (Ford Fiesta MKII Rally2) brillantes en la etapa de hoy.

En ERC Junior, segunda victoria consecutiva de Ken Torn, en esta ocasión con Timo Taniel a las notas. Los tripulantes del Ford Fiesta Rally3 preparado por M-Sport Poland avanzan en solitario en una categoría muy mermada en participación.

El equipo Suzuki Motor Ibérica se hizo con un impecable doblete en ERC2 encabezado por los gallegos Javier Pardo-Adrián Pérez, que endosaron 48.2″ a Joan Vinyes-Jordi Mercader. Terceros de la división y al frente de la Abarth Rally Cup, los polacos Dariusz Polonski-Lukasz Sitek.

En ERC3 la corona de laurel fue para los catalanes Josep Bassas-Axel Coronado, que con su Peugeot 208 Rally4 sobrevivieron al ataque final de Jean Baptiste Franceschi-Anthony Gorguilo, Los del Renault Clio Rally4 se impusieron en ERC3 Junior por… ¡una décima! Los asturianos Alejandro Cachón-Alejandro López (Peugeot 208 Rally4) no lograron contener a los incisivos franceses de la firma del rombo en un último tramo no apto para cardiacos.

En el Clio Trophy by Toksport WRT, Andrea Mabellini-Virginia Lenzi marcaron la pauta ante Paulo Soria-Marcelo Ohannesian. Yigit Timur-Aras Dinçer terminaban prematuramente con su Clio Rally5 estancado en la cuneta.

Foto: FIA ERC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .