El pasado fin de semana en el Barum Czech Rally Zlín, cuarta ronda del Campeonato de Europa, la dupla conformada por Erik Cais y Jindriska Záková sorprendió a propios y extraños con una actuación memorable en la que doblegaron al sinfín de unidades Škoda Fabia Evo Rally2 presentes… hasta que en la última cronometrada perdían el control de su Ford Fiesta Rally2 en una zona boscosa con humedades y volcaban. Este percance les arrebató un triunfo que acariciaron con la punta de los dedos, pero su rendimiento les confirma como unos rivales de envergadura en el certamen continental.

El Barum Czech Rally Zlín deparó una conclusión descorazonadora para la dupla revelación del fin de semana. Los locales Erik Cais-Jindriska Záková perdieron una prueba que lideraban con una renta de 20.2″ antes de comenzar la última especial. Las condiciones meteorológicas en la segunda pasada por los 25.43 kilómetros de ‘Májová’ añadieron dificultad a una cronometrada en la que los tripulantes del Ford Fiesta Rally2 de Orsák Rally Sport se habían impuesto anteriormente de forma holgada.

En contra de los checos jugó la inexperiencia. Nunca antes habían estado inmersos en una batalla por el triunfo absoluto de una ronda del Campeonato de Europa de Rallyes, pero ante sus aficionados encontraron una marcha más con la que llegaron a desbaratar los planes de todo un Jan Kopecký, piloto que con el triunfo de ayer acumula diez ‘Barum’ en su historial. Acompañado por Jan Hlousek en un Škoda Fabia Evo Rally2, el de Opočno fue el primero en ensalzar a sus compatriotas.

Y es que su actuación no fue para menos. Reinando la impredecibilidad en las previsiones sobre la presencia o ausencia de precipitaciones, los equipos se toparon con un asfalto increíblemente cambiante, en el que para rodar en los tiempos de cabeza había que tomar unos riesgos considerables. Los únicos que se armaron de valentía y mostraron plena confianza en sus monturas para luchar por el oro, los mentados Cais-Záková y Kopecký-Hlousek, además de Andreas Mikkelsen-Jonas Andersson.

Los resultados y sus atiborrados palmareses avalaban sobradamente las aspiraciones de Kopecký-Hlousek y Mikkelsen-Andersson. Tanto el checo como el noruego disponían de un artefacto desarrollado y reglado a la perfección para las exigencias de las especiales de su país de origen. La superioridad de Škoda desde la aparición del Fabia S2000 en la cita centroeuropea ha sido pasmosa, conociendo la derrota solamente en una ocasión en las últimas doce ediciones del ‘Barum’.

Muchos intentaron derrocar el poderío de la firma con base en Mladá Boleslav, especialmente prolongado por Kopecký, pero ningunos amenazaron esa supremacía hasta el punto en el que lo hicieron Cais-Záková con su Ford Fiesta Rally2. La etapa del sábado concluyó con las espadas por todo lo alto, pero destacándose los de la marca del óvalo como favoritos con su contundente scratch en ‘Pindula 2’, tramo nocturno en el que endosaron 7.9″ a sus directos rivales.

El domingo arrancó a la perfección para Cais-Záková, dominadores del bucle matinal con otro sublime registro en el primer paso por ‘Májová’, la cronometrada que daría al traste con su actuación unas horas después. Ya cuando Kopecký-Hlousek tiraban la toalla, al arribar al control stop de la especial final recibían con disgusto la noticia del accidente de sus coterráneos, que perdieron la trasera del vehículo construido en M-Sport en un giro más deslizante de lo que preveían y volcaban.

“Era una zona que patinaba mucho, había una pequeña recta que te dirigía a una derecha rápida. Frené bastante bien pero no esperaba que el asfalto estuviese tan deslizante, perdimos el coche de la trasera izquierda y no había marcha atrás. Golpeamos algo en la cuneta, se nos rompió la rueda y volcamos. Fue un pequeño error pero con graves consecuencias, mis más sinceras disculpas a todos”, explicaba un decaído Cais a Eurosport al retornar al parque de asistencia.

Desafortunadamente para ellos, se marcharon de vacío del evento de casa. Sin embargo, no han permitido que les venza la desmotivación y hoy lunes han completado unos valiosos kilómetros a modo de test gracias al esfuerzo del responsable de Orsák Rally Sport, que aprovechó su otro Ford Fiesta Rally2 para que sus pupilos se centren en las citas venideras.

Foto: FIA ERC

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .