Los británicos lograron imponerse en el Rally de Finlandia, una prueba en la que sus compañeros de equipo finalizaron en una decepcionante quinta plaza. Sumando Elfyn Evans-Scott Martin a su botín el scratch en el ‘Power Stage’, la tripulación del Toyota Yaris WRC #33 reduce a 24 puntos la diferencia con Sébastien Ogier-Julien Ingrassia con dos rondas por disputar. La lucha por el título se centrará exclusivamente en las duplas de la formación nipona, ya que en Hyundai el abandono de Thierry Neuville-Martin Wydaeghe ha sepultado sus posibilidades de forma matemática.

Se enciende la luz. Lo que parecía un final de curso tranquilo para Sébastien Ogier-Julien Ingrassia ha cambiado por completo tras un Rally de Finlandia en el que sus únicos rivales en la carrera por la corona se han mostrado sublimes, prorrogando la imbatibilidad de Toyota en la prueba de casa. Con 30 puntos en el bolsillo, Elfyn Evans-Scott Martin neutralizan parte de la desventaja con los franceses y reavivan un caso que en la mañana del viernes rozaba la sentencia.

Los ocupantes del Yaris WRC #33 no dieron opción alguna a los Hyundai i20 Coupé WRC que les perseguían, manteniendo diferencias con los estonios Ott Tänak-Martin Järveoja. Aunque no es el resultado que la formación de Andrea Adamo buscaba, esta es la primera vez que un vehículo de la firma surcoreana accede al cuadro de honor en la historia del ‘1000 Lagos’, haciéndolo además por partida doble con el tercer puesto cosechado por los irlandeses Craig Breen-Paul Nagle.

Aprovechando la oportunidad brindada por sus patrocinadores y el apoyo de Toyota Gazoo Racing WRT, los locales Esapekka Lappi-Janne Ferm han finalizado en una notable cuarta posición después de una temporada en la que solamente habían competido a bordo de coches de la categoría R5. Por detrás de los finlandeses concluyeron Ogier-Ingrassia, frustrados con su fin de semana y con un tramo de bonificación en el que el motor de su Toyota no rindió como de costumbre.

El top 7 lo cerraron los Ford Fiesta WRC de Gus Greensmoith-Chris Patterson y Adrien Fourmaux-Alexandre Coria. Con objetivos opuestos a los del resto de equipos armados con unas monturas World Rally Car que se despidieron en Finlandia de la grava, los de M-Sport realizaron todos los kilómetros cronometrados acumulando una experiencia preciosa para futuras participaciones.

En WRC2, Teemu Suninen-Mikko Markkula dirigieron con maestría el Volkswagen Polo GTI R5 alquilado para la ocasión, certificando un triunfo con el que tratarán de situarse en el radar de las todopoderosas estructuras oficiales. A los noruegos Mads Ostberg-Torstein Eriksen (Citroën C3 Rally2) se les volvió a resistir el oro, contentándose con la medalla de plata.

Por lo que respecta a WRC3, abrumador dominio nórdico con Emil Lindholm-Reeta Hämäläinen y su Škoda Fabia Rally2 Evo a la cabeza. En el podio les acompañaron sus compatriotas Mikko Heikkilä-Topi Luhtinen y Lauri Joona-Mikael Korhonen, ambos armados con sendos Škoda Fabia Rally2 Evo. Los españoles Pepe López-Borja Odriozola escalaron hasta el cuarto lugar.

Foto: Toyota Gazoo Racing Media

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .