El piloto local volvió a imponer su ley en el Rally Isla de Lanzarote. En la cuadragésimo segunda edición de la cita con base en la ciudad de Arrecife, Yeray Lemes logró su décimo triunfo a bordo del Mitsubishi Lancer Evo IX y con el grancanario Rogelio Peñate a su derecha. Los vencedores desbancaron de la primera posición a Rubén Curbelo-David Rivero en la tercera especial. Los del Volkswagen Polo N5, a los que dos pinchazos imposibilitaron cualquier contraataque. Excelente estreno con el Opel Corsa Rally4 de Javier Cañada-Alejandro Rodríguez, segundos absolutos.

El Rey de Lanzarote fortalece su imperio. Yeray Lemes, ídolo de la afición conejera, repitió una de esas numerosas actuaciones que concluyen con victoria a su nombre en casa, la décima. El piloto local, esta vez a los mandos de un Mitsubishi Lancer Evo IX, demostró en las vertiginosas carreteras de su tierra por qué es tan difícil derrocarle. Sin errar y con el único impedimento de la densa niebla nocturna que se encontró ayer a su paso por Las Nieves, se encaramó de nuevo al escalón más alto del podio.

Sin embargo, en el bucle matinal de la etapa de hoy debió emplearse a fondo para superar a unos combativos Rubén Curbelo-David Rivero, que sin acusar inactividad alguna se mantuvieron en la lucha por el triunfo con el Volkswagen Polo N5 hasta que, en la primera pasada por ‘Haría-Los Valles-El Mojón’, un pinchazo les hacía perder más de medio minuto y cualquier opción a frustrar otro fin de semana exitoso de Lemes, acompañado como es habitual por el grancanario Rogelio Peñate.

Sin influenciar su planteamiento la renta que disponían sobre los de de Sports&You Canarias, Lemes-Peñate rebajaron sus registros en la segunda y última sección de la jornada para completar un 42º Rally Orvecame Isla de Lanzarote que rozó la perfección. La fortuna decidía alejarse de Curbelo-Rivero mientras se recuperaban de una sanción de 1′. En el mismo tramo que arruinó su mañana, pinchaban y cambiaban el neumático dañado, acumulando una losa que les hizo descender a P12.

La misma circunstancia obligó a Antonio Suárez-Gabriel Espino a tomar el camino del abandono con un Porsche 997 GT3 Cup Rallye 2010 que se estrena con la derrota. El dominador del certamen Insular nunca alcanzó la velocidad con la que había arrasado en sus participaciones previas, pasando por momentos desapercibido. A la lista negra se añadieron Alejandro Rodríguez-Miguel Ángel Rodríguez por problemas mecánicos en el Mitsubishi Lancer Evo VII.

La dureza del ‘Isla de Lanzarote’ situó en posición de podio a Juan Carlos de la Cruz-Aitor Cambeiro. Los del Peugeot 208 Rally4 se defendieron como gato panza arriba de sus compañeros en las carpas de la formación comandada por Emma Falcón, pero la progresión continua que experimentaron Javier Cañada-Alejandro Rodríguez en su debut con el Opel Corsa Rally4 fue incontenible. Con el KO de Curbelo-Rivero, ambos Rally4 formaron parte del cajón, con la juventud por delante de la experiencia.

En P4 finalizaron Adrián Betancor-Rayco Santana, de los pocos supervivientes entre la numerosa armada Renault Megane Coupé. Jesús María Lemes-Francisco Rosales cerraron el top cinco en tierra de nadie con su Citroën C2 R2. Justo a sus espaldas se desarrolló una vibrante pugna por un sexto puesto del que se apoderarían Camilo González-Jonathan Camacho (Honda Civic Type-R) por… ¡0.1″! Álvaro Caballero-Noé González lo intentaron con su BMW 325i E30, pero se conformarían con ser séptimos.

Foto: Óscar Quintana

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.