Comenzó el Mundialito Canario con la celebración de la primera especial del 38º Rallye Villa de Santa Brígida. Los defensores del título inician el curso con la misma contundencia que terminaron el anterior. Enrique Cruz-Yeray Mujica se sitúan al frente de la tabla con su Ford Fiesta Rally2 y con un colchón de 4.4″ sobre sus rivales más próximos, unos Miguel Ángel Suárez-Eduardo González que estrenaron el Citroën C3 Rally2 con buenas sensaciones. Por el contrario, Luis Monzón-José Carlos Déniz (Škoda Fabia Rally2 Evo), terceros, concluyeron muy molestos con la organización.

El siete veces campeón regional inicia la temporada con la intención de establecer un récord histórico. Aunque las estadísticas no rondan por su cabeza, en el primer tramo del año ha marcado territorio. En una rapidísima especial de 4.067 kilómetros en el municipio de Las Palmas de Gran Canaria, Enrique Cruz imprimió un ritmo infernal. De trámite nada. Acompañado por Yeray Mujica en el Ford Fiesta Rally2, el lagunero duerme con una renta de 4.4″ sobre el siguiente clasificado.

Los hombres de DISA Copi Sport lamentaron los cuatro meses de inactividad, parón con el que cargan los tres aspirantes al título autonómico. Tomándose con calma el estreno oficial del Citroën C3 Rally2, Miguel Ángel Suárez-Eduardo González se sitúan en la segunda plaza. En un fin de semana repleto de novedades para el palmero, su objetivo es el de conocer el artefacto francés, encontrar sus reglajes óptimos y rescatar unos preciosos puntos que podrían valer su peso en oro al término de la campaña.

Los locales Luis Monzón-José Carlos Déniz arribaron a meta con un cabreo monumental. El bicampeón nacional, de hecho, comenzó la especial con la mosca detrás de la oreja. Los cronometradores ubicados en la línea de salida entregaron el carnet de ruta a su copiloto cuando apenas faltaban 5″ para que tomase la partida. «No había ni engranado la primera marcha», declaraba el del Škoda Fabia Rally2 Evo al arribar al control stop. Mañana le tocará remontar y resarcirse del golpe.

Prometedor debut de Benjamín Avella-Agustín Alemán a los mandos del Hyundai i20 R5 ex-Iván Ares. Acostumbrado a adaptaciones exprés a infinidad de monturas en su trayectoria deportiva, el de IG Auto Parts estableció el cuarto mejor registro a tan solo 0.6″ de su predecesor. El top cinco provisional lo completan Iván Armas-Iván Armas, que cedieron unas décimas en la arrancada con el potente Porsche 997 GT3 Cup Rallye 2010, un vehículo que sigue resistiendo al paso del tiempo.

Antonio Ponce no concluyó plenamente satisfecho con su actuación en su jornada de vuelta a la competición. Los diez meses de paréntesis lastraron al piloto más laureado en la historia de la ronda satauteña. Con el experimentado Pedro Domínguez a su derecha, el del Hyundai i20 R5 ocupa la sexta plaza, a 0.3″ de la saga Armas y 1.4″ por delante de Manuel Mesa-Ariday Bonilla. Los del Suzuki Swift Sport R+ N5 plantean repetir su papel de incordios de los superiores coches Rally2/R5.

Ayoze Benítez (Mitsubishi Lancer Evo VII) marchan en el octavo lugar, aventajando en 0.8″ a José María Ponce-Carlos Larrodé y su Seat 600 JTR. Los lanzaroteños Alejandro Rodríguez-Miguel Ángel Rodríguez (Mitsubishi Lancer Evo VII) superaron la cronometrada de apertura décimos. La rotura de un palier en el Mitsubishi Lancer Evo VIII afectó al registro de Anyelo Padrón-Narciso Pérez, undécimos.

Foto: Óscar Quintana

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.