Imposible un arranque más emocionante para el Campeonato de Canarias de Rallyes sobre Asfalto 2022. Los dos equipos más rápidos de la pasada temporada lucharon por la victoria en el Villa de Santa Brígida hasta el último milímetro de competición. Enrique Cruz-Yeray Mujica y Luis Monzón-José Carlos Déniz regalaron a los aficionados del archipiélago un duelo memorable. Los defensores del título tomaron la partida en la última especial con una renta de apenas 0.4″ sobre los satauteños, que se habían anotado los dos scratchs anteriores… resistieron a los ataques y se hicieron con la primera victoria del curso.

Los vigentes campeones se aferran a su trono. Enrique Cruz-Yeray Mujica obtienen su primera victoria en un Rallye Villa de Santa Brígida de la forma más agónica. Hasta la marca establecida por su rival en el último de los diez tramos debieron esperar para comenzar a festejar. Porque Luis Monzón-José Carlos Déniz trataron por todos los medios de evitar que los integrantes del DISA Copi Sport finalizasen en esa primera posición, descubriendo un ritmo que unas horas antes creían imposible.

La segunda jornada de la cita inaugural de la temporada comenzó con un susto de campeonato para los líderes nocturnos. Erraron al juzgar una frenada con sus nuevos neumáticos Pirelli y libraron por la mínima el abandono, pero el percance les costó una quincena de segundos. La ventaja se esfumó. Aunque en los tramos posteriores no se sentía el lagunero confiado del todo, acortaba distancias con sus predecesores, desbancando rápidamente de P2 a Miguel Ángel Suárez-Eduardo González.

La víctima de los del Ford Fiesta Rally2 en el bucle intermedio fue la dupla conformada por Monzón-Déniz. Sin embargo, la recuperación no se había completado. El bicampeón nacional terminó esa sección de mediodía desconcertado. «No puedo ir más rápido», declaraba en el control stop de la especial de ‘Los Silos’. Pero, compitiendo en su municipio, el satauteño se negó a entregar los honores a su directo rival y empezó a aplicarle presión con unos registros brillantes.

Había encontrado la velocidad para disputar de tú a tú la victoria al lagunero. Redujo a escasas cuatro décimas la renta del heptacampeón. La cronometrada final, que también computaba como TC Plus, coronaría a lo ganadores del ‘Villa de Santa Brígida’ más intenso de la década. Y en ese instante, cuando más le incordiaban su perseguidores, Cruz-Mujica respondían y certificaban un triunfo agónico, haciéndolo además con pleno de puntos. Sobrevivieron al feroz ataque de los locales.

Por detrás del dúo de cabeza, Suárez-González concluyeron su primera participación con el Citroën C3 Rally2 en el cuadro de honor. El palmero, que nunca antes había competido en la ronda organizada por Escudería DGJ Sport Team, pagó esa inexperiencia con sus tiempos en ‘La Atalaya’ y ‘Los Silos’, muy lejanos a los de sus predecesores. No obstante, en ‘Valsequillo’, tramo que sí había disputado en anteriores ocasiones, rodaba a la par de estos, por lo que el balance general es positivo.

El regreso a la competición de Antonio Ponce-Pedro Domínguez se saldó con un abandono por ligera salida de carretera. Mientras defendían la cuarta posición, los del Hyundai i20 R5 rompían una llanta que provocó el bloqueo de la rueda y un impacto frontal contra un muro. Esta baja hizo que Benjamín Avella-Agustín Alemán, también con un Hyundai i20 R5, retornasen al puesto que habían ocupado durante la mañana, sumando unos valiosos puntos para su aventura regional.

Iván Armas disfrutó del día del padre con la compañía de su hijo en el habitáculo del Porsche 997 GT3 Cup Rallye 2010. En la que podría ser su última carrera a bordo del potente vehículo alemán, el de Marzagán se dedicó a deleitar a la afición, despreocupándose por el lenguaje del cronómetro. Manuel Mesa-Ariday Bonilla (Suzuki Swift Sport R+ N5) aprovecharon esta circunstancia para retarles, pero la lógica se impondría en esta batalla y el quinto lugar sería para la saga Armas.

Ayoze Benítez-Patricia González (Mitsubishi Lancer Evo VII) cumplieron con el objetivo y abrocharon un séptimo puesto en el evento inaugural del Campeonato Provincial de Las Palmas de Rallyes, certamen en el que presentan su candidatura al título. Anastasio Suárez-María Hernández terminaron octavos, en tierra de nadie, con el Ford Fiesta R5. Marcos Martín-Armando Rivero, como de costumbre, maravillaron con su actuación a los mandos del Renault Clio Rally5, acabando novenos absolutos.

Foto: Óscar Quintana

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.