La trigésimo octava edición del Rallye Orvecame Norte añadiría nuevos nombres al historial de vencedores. Ninguno de los equipos participantes había alcanzado el peldaño más alto del podio en los años anteriores. Varios binomios aspiraban al triunfo en la ronda inaugural del Campeonato Provincial de Rallyes de Santa Cruz de Tenerife, pero solo uno lograría esa ansiada victoria. Como apuntaban los pronósticos, el bucle matinal resultó decisivo. Este lo dominaron Víctor Abreu-Luis Alberto Rodríguez con el Skoda Fabia R5, construyéndose una importante renta que sus rivales no consiguieron enjugar.

La lluvia golpeó y el mejor navegante venció. Víctor Abreu-Luis Alberto Rodríguez cimentaron su segundo triunfo consecutivo con el Skoda Fabia R5 en el bucle matinal de un 38º Rallye Orvecame Norte impredecible. Los pronósticos meteorológicos se cumplieron y la prueba organizada por la Escudería Daute Realejos comenzó con sus tres primeras especiales completamente húmedas. La más afectada por el líquido elemento fue la más larga del itinerario, y en ella se definió el resultado final.

Los de VL Motorsport marchaban por detrás de Pedro Javier Afonso-Javier Afonso en el intermedio situado en Icod el Alto. Sin embargo, en la zona más elevada del tramo de ‘Los Realejos-San Juan de la Rambla-La Guancha’ rodaron como los dioses y, además de recuperar el tiempo perdido en los kilómetros iniciales, endosaron medio minuto a los del Ford Fiesta R5 Evo2. Movimiento maestro. En las cronometradas restantes no sintieron amenaza alguna. Habían desarbolado los planes de sus rivales.

Los hombres de Pegrutrans intentaron que la distancia con sus predecesores no se disparase para así aprovechar cualquier posible error. Pero si Abreu-Rodríguez no fallaron en los momentos de humedades, tampoco lo iban a hacer con el firme completamente seco. Los cuatro meses de inactividad no cobraron factura. El único consuelo para la saga Afonso, que en los últimos compases sufrió un pinchazo lento, fue el scratch en el TC Plus y los tres puntos extra consiguientes.

Manuel Mesa ansiaba la presencia de la lluvia para que se suprimiese la diferencia mecánica entre su Suzuki Swift Sport R+ N5 y los superiores Rally2 de sus contrincantes, pero esta se terminaría erigiendo en su peor enemiga. El piloto de Los Realejos, acompañado por el lanzaroteño Ariday Bonilla, se equivocó con los ajustes del diferencial y borró su nombre del listado de aspirantes al oro. Luego, al retornar a su asistencia, volvió a los reglajes de antes para remontar hasta el tercer puesto.

Francisco Suárez-Néstor Gómez, a pesar de no fiarse de las reacciones del compuesto de mojado, finalizaron la sección más difícil de este ‘Orvecame Norte’ en plazas de podio. No obstante, la mejoría de las condiciones a lo largo del día les hizo ceder el bronce a unos incontenibles Mesa-Bonilla. De todos modos, los del Ford Fiesta Rally2 acabaron satisfechos con su actuación y por completar un capítulo más en el periodo de adaptación a un vehículo que siguen descubriendo.

Dirigir un Porsche 997 GT3 Cup Rallye 2010 con neumáticos de seco en una superficie aliñada por las precipitaciones no es tarea sencilla, y menos si se trata de un debut. En esa situación se encontraron Raúl Carro-Miguel Reverón, que aplicaron todos sus sentidos para mantener el potente artefacto alemán sobre lo negro. Afortunadamente para los sureños el cielo dio una tregua, les permitió escalar hasta P5 y, lo más importante a estas alturas, conocer las reacciones de su nueva arma.

Brillantes registros los de Sergio Fuentes-Alain Peña con el Renault Clio Rally4 en las cronometradas matinales. En la primera pasada por ‘Los Realejos-San Juan de la Rambla-La Guancha’ alcanzaron el tercer lugar. Con el incremento de las temperaturas y una sanción de 30″ descendieron a P6, todavía por encima de su posición teórica. También a un excelente nivel estuvieron Fernando Cruz-Cristian Hernández, retomando sensaciones con el Peugeot 208 Rally4 y acabando séptimos.

Zacarías León se readaptó a la perfección a la modalidad, olvidando la mentalidad montañera de apurar en cada metro de competición. Con Israel León a la derecha, el del Mitsubishi Lancer Evo X apuntaba a la octava plaza, pero una avería en la transmisión les llevó a la décima. Félix David Alonso-Santiago González con el Citroën Saxo VTS 16V heredaron esa P8. Novenos fueron Félix Brito-Carolina Fariña (Ford Fiesta R5), que vivieron una pesadilla con la lluvia al carecer de las ruedas adecuadas.

Foto: Santi Mendoza

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.