El del sur de Tenerife debutó con el Citroën AX 4×4 de su padre Conrado en la 2ª Prueba de Velocidad en Tierra Arico 2022, celebrada el pasado domingo en el circuito de La Cemensa. Aunque partía con el objetivo de rodar y comprobar el correcto funcionamiento de un vehículo que había sido reconstruido, el de Escudería Villa de Adeje consiguió finalizar en la segunda posición. Solo su hermano Jesús logró superarle en el último evento de tierra del año en el archipiélago canario. El menor de la saga se sobrepuso a la responsabilidad de dirigir una montura con tanta historia y valor para su familia.

Maykel Tacoronte regresó el pasado fin de semana a la modalidad en la que inició su trayectoria deportiva. El piloto del sur de Tenerife cerró su temporada 2022 con un vehículo cargado de historia en las pistas de tierra del archipiélago canario, el Citroën AX 4×4 de su padre. Aunque nunca antes había dirigido esta montura en una competición oficial, el menor de la reputada saga consiguió finalizar en la segunda posición de la división de Turismos, justo por detrás del Mitsubishi de su hermano Jesús.

Después de centrar su campaña en la modalidad de montaña, Maykel no desaprovechó la oportunidad de retornar a sus orígenes en La Cemensa. Sin embargo, no partía con la intención de buscar un resultado. El tinerfeño, en declaraciones exclusivas a RMRacingMode.com, afirmó que solo planeaba hacer kilómetros: «Veníamos con la idea de rodar con el coche porque llevaba un año parado y poco a poco, manga tras manga, hemos ido bajando nuestros tiempos y sintiéndonos cada vez más cómodos».

El más pequeño de la familia Tacoronte aseguró sentir «mucha responsabilidad» al conducir la montura con la que su progenitor había cosechado tantos éxitos en las islas. «Es un coche muy delicado, con muchos problemas para conseguir repuestos y mantenerlo», sentenció el representante de Escudería Villa de Adeje. A pesar de lidiar con el peso de no poder permitirse excesos al volante del artefacto francés, Maykel disfrutó de su experiencia y cumplió con el objetivo marcado, «llevarlo a meta».

La participación en la cita final de los campeonatos Provincial e Interinsular de Santa Cruz de Tenerife de Pruebas de Velocidad en Tierra surgió de imprevisto. La reconstrucción del Citroën terminó justo a tiempo para formalizar la inscripción a la ronda ariquera. Maykel le propuso a su padre probar el coche y este no dudó en responder con un sí: «Fue todo a última hora, me inscribí a última hora -creo que fui el último piloto en hacerlo-, y esto fue porque el coche lo terminamos un día antes del cierre».

Tras acumular doce meses alejado de la grava, el menor de los Tacoronte notó «bastante» el efecto de la inactividad: «Veníamos todo el año de correr en montaña, una disciplina totalmente diferente, pero nuestros inicios fueron en la tierra y con unos metros de la primera pasada ya estábamos más o menos en el ritmo». El hijo de Conrado, que nunca había dispuesto de un artefacto de estas características, constató una continua progresión en sensaciones y velocidad, rozando el scratch en la tercera manga.

El ganador de la cita organizada por Escudería Arico Competición, Jesús Tacoronte, valoró en positivo la actuación de su consanguíneo: «Lo hizo muy bien. Nos ha dejado sorprendidos, haciendo buenos tiempos e incluso quedando cerca de nosotros con un coche que ya tiene sus limitaciones. No hay que olvidar que el Citroën es un Histórico, un coche que siempre ha formado parte de la familia. Hoy (ayer) lo pudo disfrutar mi hermano y estoy muy contento. Estar dos hermanos en el podio es muy bonito».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.