El piloto de La Palma llegaba a la 2ª Prueba de Velocidad en Tierra Arico 2022 al frente del Campeonato Provincial de Santa Cruz de Tenerife de la especialidad. Acompañado por su hijo Jeremy, el del Citroën AX T4 Turbo defendía una renta de cinco puntos sobre el tinerfeño Jesús Tacoronte. Aunque realizó todos los esfuerzos posibles para no perder la privilegiada plaza que ocupaba en el certamen, el representante de Club ADEA no logró contener a su rival ni al hermano menor de este, concluyendo la última cita de la temporada en la tercera posición. En el futuro volverá a luchar por una corona que se le resiste.

El título en el Campeonato Provincial de Santa Cruz de Tenerife de Pruebas de Velocidad en Tierra se le negó por enésima ocasión a Pedro David Martín. El de La Palma llegaba al frente de la tabla de puntos a la última cita de la temporada, pero con la obligación de tener que descartar su peor resultado. Su rival, un Jesús Tacoronte que acumulaba ocho años sin derrotas en el circuito de La Cemensa, escenario del asalto final, logró una contundente victoria y sumó el botín suficiente para arrebatarle el entorchado.

El del Citroën AX T4 Turbo, copilotado por su hijo Jeremy en el habitáculo, sabía a lo que se enfrentaba en la prueba ariquera: «Qué va, estaba claro que con Jesús si no rompe no hay nada que hacer. Nunca le hemos ganado, es imposible ganarle. Es muy buen piloto y hoy incluso el hermano con el coche del padre nos ganó. Son muy buenos los dos hermanos». Martín finalizó en la tercera posición después de mantener una igualada disputa con Maykel, el menor de la reputada saga de pilotos del sur de Tenerife.

El representante de Club ADEA participó en Arico con su montura mermada en el aspecto mecánico. Un amortiguador sin lubricante y la no disponibilidad del turbo específico para tierra le condicionaron en la prueba organizada por Escudería Arico Competición, aunque no tanto como en ocasiones anteriores: «Aquí no se nota tanto el turbo ni el problema del amortiguador porque las curvas son más rápidas y no hay tantos apoyos. Así va un poco mejor, pero la semana pasada sufrimos muchísimo en Mazo».

A este contratiempo se añadió la rotura de un componente de la dirección en el tramo de apertura. El equipo del palmero consiguió subsanar esta avería: «En la primera fue fallo nuestro, tuvimos un toque contra un talud y doblamos una rótula que se partió llegando a meta. ¡Casi damos dos tumbos en la misma manga! Pero bueno, lo solucionamos y todo fue más o menos bien, como esperábamos». La siguiente especial la empezó con unos nervios que irían desapareciendo con el paso de los kilómetros.

Independientemente de la derrota del domingo, Martín valoró positivamente un año en el que volvió a proclamarse campeón del Insular de La Palma de Tierra. «El balance es bueno. En nuestra isla nos fue perfecto y nos hicimos con el título casi en el ‘Isla Verde’, en el que cambiamos el planteamiento de otras ediciones», aseguró. Sin embargo, lamentó el no haber obtenido una corona que se le sigue resistiendo: «Me queda la espinita del Provincial. ¡A ver si el amigo Jesús algún día nos deja ganarlo!»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.