El de Santa Úrsula extrae positivas conclusiones de su participación en la 9ª Subida al Boquerón. El Ford Fiesta R5 no lamenta problema alguno en ninguna de las mangas y ofrece un rendimiento que le permite terminar en la sexta posición. Aunque el integrante del equipo Febrigar partía a la cita inaugural del Campeonato de Tenerife de Montaña con la vista puesta en la primera prueba del ‘Mundialito Canario’, afirma que el resultado le deja «muy contento». Sobre la victoria de su hijo Juan Carlos en la rampa lagunera, declara que «cumplieron con el objetivo» tras reponerse a un problema con la batería.

Félix Brito afrontará el 39º Rallye Orvecame Norte con la satisfacción de haber completado un test «muy positivo» en la 9ª Subida al Boquerón. El veterano piloto de Santa Úrsula participó en la cita inaugural del Campeonato de Tenerife de Montaña para así llegar al primer evento del ‘Mundialito Canario’ con algunos kilómetros recientes a bordo del Ford Fiesta R5. La ronda lagunera le ofrecía la oportunidad de retomar sensaciones con el artefacto de la firma del óvalo, circunstancia que no quiso desaprovechar.

Aunque arrastraba más de cuatro meses de inactividad, el del equipo Febrigar recuperó el ritmo nada más tomar la partida en los entrenamientos. Ante unos rivales armados con vehículos específicos para la disciplina, el mayor de la saga Brito fue capaz de registrar marcas competitivas y de superar por la mínima al Porsche 911 991 GT3 de Juan Luis Cruz en una reñida pugna por la sexta plaza. «La posición era esa, no había otra para nosotros. Había muchos coches libres y el mío iba de rallyes», comenta.

«Sinceramente, me fui muy contento por el tiempo y por toda la afición», añade Félix. El santaursulero afirma que el apoyo que recibió «fue algo exagerado». Miles de espectadores se desplazaron a San Cristóbal de La Laguna a presenciar el segundo evento del año en la isla. «Se portaron muy bien conmigo», asevera el abanderado de Escudería Daute-Realejos. «Las conclusiones que sacamos de El Boquerón son muy buenas porque veo el coche perfecto, sin problemas. No puedo pedir más», declara.

Para rematar el fin de semana, su hijo Juan Carlos logró una autoritaria victoria en la Categoría I. Sin embargo, sus mecánicos tuvieron que trabajar a destajo en la asistencia para solventar un problema con la batería del Ford Fiesta R5+. «¡Menos mal que los dos tenemos un Ford! Tenía el repuesto que necesitaba, fuimos a buscarlo y arreglamos la avería», menciona Félix. «Cumplieron con su objetivo, que era ser primeros. Su coche es de los más punteros que hay en Canarias, está demostrado», concluye.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.