Concluimos nuestro repaso del comienzo de temporada del Mundial de Rallyes con el equipo de Malcolm Wilsom, que alcanzaba un hito difícilmente igualable en Monte-Carlo: 250 pruebas consecutivas puntuando, una racha que comenzó hace dieciocho años en el evento monegasco. Sin una solvencia económica como la de sus rivales, ocupan el tercer lugar en ‘Fabricantes’ con 65 puntos.

Teemu Suninen- Jarmo Lehtinen Posición actual: 6ª (26 puntos)

Los finlandeses arrancaron el curso con mal pie. En la primera etapa del Rally de Monte-Carlo, a pesar de disputarse con las bajas temperaturas de la noche, todos los Ford Fiesta WRC padecieron problemas de sobrecalentamiento del motor debido a las hojas que tapaban la parrilla frontal de los vehículos en un grave error de diseño. De ese contratiempo los peor parados fueron ellos, que se retiraban en la segunda especial por rotura de transmisión. Sin embargo, se marcaron una destacable remontada encuadrados en la normativa Rally2 hasta la octava plaza absoluta.

Unas semanas después en Suecia tampoco protagonizarían un inicio positivo. En la primera pasada que abordaban al Shakedown perdían la zaga del Fiesta WRC en una rápida curva a izquierdas, aunque afortunadamente el susto no comprometió el resto del fin de semana. Sin embargo, sí que afectó a la confianza de Suninen al volante en unas condiciones tan complejas, concluyendo de nuevo octavo, plaza en la que rodó desde la segunda especial.

En la grava mexicana la tendencia de los nórdicos cambiaría positivamente. A pesar del mal recuerdo que guardaban de su anterior visita al evento centroamericano, Suninen-Lehtinen se abonaron al top 3 desde que empezó la jornada del viernes. Ocupando durante la mayor parte del evento la segunda posición, no consiguieron contener a lo largo del sábado al Hyundai de Tänak-Järveoja, finalizando terceros a a poco más de diez segundos de los estonios.

Esapekka Lappi-Janne Ferm Posición actual: 7ª (24 puntos)

La marcha de Citroën del Mundial dejaba a Lappi-Ferm sin asiento y en una situación complicada para encontrar hueco en el parque de asistencias con un coche de la máxima categoría. No obstante, entre los numerosos opositores a heredar los baquets de Evans-Martin los dirigentes del equipo británico se decantaron por la juventud de los finlandeses. Al igual que sus compañeros, la noche en Monte-Carlo se les hizo larga con los problemas de sobrecalentamiento, aunque una vez solventados con una rejilla adicional en el frontal del Fiesta escalaron en la tabla y arribaron al puerto monegasco el domingo en un meritorio cuarto lugar.

Lappi-Ferm continuaron su período de adaptación en Suecia, con unas pistas más propicias para su conducción. Al contrario que en su año con Citroën, Esapekka recuperó la sonrisa gracias a la sencilla manejabilidad del Fiesta. En una edición tan escasa de kilómetros como a la que obligaron las circunstancias, la tripulación #4 obtuvo una P5 ganada a pulso frente a Neuville-Gilsoul, imprimiendo además un ritmo similar al de cabeza en la etapa sabatina.

En México les tocó vivir una desagradable pesadilla. Mientras luchaban por los puestos de honor, su Ford sufrió un conato de incendio en la parte trasera a la llegada al Control Stop de ‘El Chocolate 2’. Ni la ayuda de dos extintores logró contener el avance de las llamas, intentando Lappi desesperadamente alejar de la zona un vehículo que minutos después devoraría el fuego por completo.

Gus Greensmith-Elliot Edmondson Posición actual: 15ª (2 puntos)

Después de sus actuaciones al volante del Fiesta WRC en 2019, Malcolm Wilson y Richard Millener decidieron ampliar el programa de los británicos en el primer equipo, comenzando el mismo en Monte-Carlo. Como hemos comentado anteriormente, la noche desató considerables problemas de motor en las unidades de M-Sport, a los que se añadirían en el caso de la tripulación #44 contratiempos con el turbo. Pero el viernes las cosas empeorarían. En una zona repleta de hielo, Greensmith-Edmondson trompeaban con tan mala suerte que se quedaban atascados en la cuneta. Con una penalización abismal al perderse los seis tramos del viernes, no consiguieron entrar entre los sesenta primeros clasificados el sábado y tampoco compitieron el domingo.

Sin incluirse Suecia en sus planes, la siguiente parada sería el Rally de México, visitándoles más incidentes mecánicos. Con el objetivo de incrementar la velocidad a medida que sumaban kilómetros, Greensmith-Edmondson eran sextos cuando de repente se detenía su coche en la etapa del sábado. Trabajando en solucionar la avería, los diez minutos que emplearon en la reparación les llevaron a la duodécima posición, ascendiendo al final del día a la novena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .