Los británicos Elfyn Evans-Scott Martin olvidaron su cruel derrota en la última curva del Rallye de Croacia con una magistral actuación en la grava portuguesa. Evitando problemas y encontrando el balance perfecto entre velocidad y cuidado de la mecánica, los del Toyota Yaris WRC se anotaron la victoria al doblegar con rotundidad a los españoles Daniel Sordo-Borja Rozada en la última etapa de la prueba con base en Oporto. Los del Hyundai i20 Coupé WRC aseguraron unos valiosos puntos para la marca surcoreana. Los líderes del certamen, Sébastien Ogier-Julien Ingrassia, completaron el podio.

Arrancaron la temporada en Monte-Carlo a la sombra de sus compañeros de equipo, los mismos que al término del pasado curso les arrebataron el título en el dramático Rallye de Monza. Tres meses después, les tocó sufrir una derrota en Croacia a escasos metros de la pancarta de meta, pero Elfyn Evans-Scott Martin se han recompuesto a la perfección de esos varapalos con la victoria en el Rallye de Portugal, cuarta ronda del Campeonato del Mundo.

Las pistas de grava lusas ofrecieron un desafío mayúsculo de resistencia que los británicos superaron con sobresaliente. Partían a la jornada dominical con un liderato de 10.7″ y frustrados por el tiempo que les recortaron ayer en la superespecial urbana de Oporto los españoles Daniel Sordo-Borja Rozada. Sin embargo, las esperanzas de la dupla del Hyundai i20 Coupé WRC, que recibió luz verde para atacar a los líderes por parte de Andrea Adamo, se desvanecieron en la primera cronometrada del día, ‘Felgueiras 1’, celebrada sobre un firme sumamente deslizante en el que Evans-Martin marcaron el scratch decisivo.

Multiplicando su renta al frente, Evans-Martin redujeron sensiblemente el ritmo, pero siempre endosando alguna que otra décima a sus perseguidores. Así las cosas, abordaron la ‘Power Stage’ final con calma y sin lanzarse a por los puntos de bonificación, certificando un valioso triunfo que les impulsa moralmente. Además, recibieron otro premio, el de no abrir pista en Cerdeña dentro de dos semanas, ya que el tercer lugar de Sébastien Ogier-Julien Ingrassia en la general y su posición en ‘Fafe 2’ permite a los heptacampeones conservar la batuta de mando en la tabla de puntos.

El fin de semana de Hyundai, que comenzó con tres i20 Coupé WRC ocupando los puestos de podio, lo sostuvieron Sordo-Rozada en su estreno oficial como pareja de habitáculo. Conscientes de la imperial velocidad de los a la postre vencedores, el cántabro decidió no arriesgar y contribuir en constructores con la firma surcoreana, que reincorporó hoy a la caravana a los belgas Thierry Neuville-Martijn Wydaeghe y a los estonios Ott Tänak-Martin Järveoja. Ambos se batieron el cobre en la ‘Power Stage’ tras mimar durante toda la mañana sus neumáticos. Por 1.6″, el scratch recayó en manos de los Campeones del Mundo del 2019, que no cargaron con rueda de repuesto en el maletero.

Los galos Ogier-Ingrassia, terceros, se libraron de la presión de Takamoto Katsuta-Daniel Barritt (Toyota Yaris WRC) desde el comienzo de la etapa. El japonés conservó la cuarta plaza, consiguiendo así el mejor resultado de su trayectoria deportiva. A las puertas de ello se quedó Gus Greensmith, que con la compañía de Chris Patterson cerró el top cinco sobreponiéndose a infinidad de problemas mecánicos con el Ford Fiesta WRC. El grupo de prioritarios lo completaron Adrien Fourmaux-Renaud Jamoul, que aprendieron numerosas lecciones en su segunda participación con el Ford Fiesta WRC.

En WRC2, dominante actuación de los finlandeses Esapekka Lappi-Janne Ferm, certificando un incontestable pleno a los mandos del Volkswagen Polo GTI R5. Con un calzado tremendamente fatigado, Teemu Suninen-Mikko Markkula clasificaron en P2 su Ford Fiesta MKII Rally2 a pesar de cometer un trompo en una zona estrecha. La medalla de bronce fue para Mads Ostberg-Torstein Eriksen y su Citroën C3 Rally2.

En WRC3, el trepidante duelo que ha enfrentado a Kajetan Kajetanowicz-Maciej Szczepaniak (Škoda Fabia Evo Rally2) y Yohan Rossel-Alexandre Coria (Citroën C3 Rally) se saldó en favor de la dupla polaca por escasos 5.6″. En el cuadro de honor de la categoría de bronce debutaron Chris Ingram-Ross Whittock (Škoda Fabia Evo Rally2).

Por lo que respecta a los Ford Fiesta Rally4 del Junior WRC, los letones Martin Sesks-Renars Francis conservaron la amplia ventaja de tres minutos que disponían sobre Sami Pajari-Marko Salminen. El tercer puesto fue para Robert Virves-Sander Pruul.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .