Seis meses separan al Mundial del Rallyes de la era híbrida. Los actuales vehículos World Rally Car de combustión darán paso a las monturas de la categoría Rally1, que combinarán electricidad y gasolina en sus propulsores. De las tres marcas implicadas, M-Sport Ford ha sido la primera en desvelar oficialmente el modelo que empleará en la élite de la especialidad a partir del próximo Rallye de Monte-Carlo: el Puma Rally1. El SUV de la firma del óvalo se adentra en la competición y recogerá el testigo de un Ford Fiesta WRC que sucedió al Focus RS allá por la campaña 2011, una cadena de apellidos icónicos.

Ford y el Mundial de Rallyes han caminado de la mano desde los orígenes de un certamen que nació en el año 1973. Numerosos modelos de la marca estadounidense, léase Escort RS1800, Escort RS Cosworth, Focus RS WRC o Fiesta WRC, han cosechado infinidad de triunfos alrededor del globo, cautivando la inmensa mayoría de ellas al público internacional. La gasolina, único elemento que han compartido esas leyendas del automovilismo al paso de las décadas.

Sin embargo, la evolución tecnológica y los cambios en pro de la sostenibilidad propiciaron la creación de la categoría Rally1 y de los propulsores híbridos, que se apoderarán de la especialidad en la próxima temporada. Toyota, Hyundai y la propia Ford, gracias al empeño de un entusiasta como el británico Malcolm Wilson y su reputada formación M-Sport, se encuentran inmersos en los programas de desarrollo del nuevo concepto que regirá el campeonato en las campañas venideras.

Ford Puma Rally1, el modelo escogido por M-Sport para la era híbrida del Mundial de Rallyes.

Ocultando sus armas durante meses, la firma del óvalo ha decidido destapar los primeros detalles del coche en el que centrarán las esperanzas del resurgimiento deportivo: el Puma Rally1. Aprovechando la celebración del Festival de la Velocidad de Goodwood, la marca estadounidense ha presentado al público general un artefacto basado el SUV compacto que rueda por nuestras calles desde el mes de enero. ¿Quién lo diría después de contemplar su agresivo aspecto?

Vestido con una librea todavía de camuflaje con la que esconder sus secretos, el Ford Puma Rally1 sigue la línea marcada por los actuales World Rally Car en la que resalta la importancia de las formas y las líneas trazadas por los ingenieros en una carrocería y chasis diseñados para obtener el mayor dowforce posible, al más puro estilo Fórmula 1. Los principales cambios que podemos apreciar en comparación con su antecesor se distinguen a simple vista al tratarse de modelos diferentes, destacando los orificios de refrigeración del sistema híbrido que presiden la parte posterior.

Con un motor de 1.6 litros que empleará combustibles sintéticos y biodegradables en su contribución al medioambiente, el extra de potencia que supone contar también con una batería que en determinados puntos de la especial podría ofrecer hasta 100 kW extra de potencia convertirá a los vehículos Rally1 en unos más que dignos sucesores de los World Rally Car. Cabe destacar que la energía almacenada en dichas baterías, que pesan 95 kg, se usará especialmente en enlaces y parques de asistencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .